Enchularán Parroquia del Ojo de Agua en Saltillo

Luego de que el Barrio del Ojo de Agua recibió la denominación de «Barrio Mágico» por parte de la Secretaría de Turismo Federal, el párroco José Ignacio Flores Ramo remarcó la importancia de que este inmueble religioso se encuentre en las mejores condiciones para recibir visitantes

Tras darse a conocer que la Secretaría de Turismo a nivel federal otorgó al Barrio del Ojo de Agua de Saltillo la denominación de «Barrio Mágico», el titular de la Parroquia del Santísimo Cristo del Ojo de Agua, padre José Ignacio Flores Ramos, adelantó que se accionará un proyecto para realizar mejorar y rehabilitar espacios de su infraestructura.

«Nos llena de mucha alegría esta distinción y hay muchas expectativas de qué cosas vienen para el barrio en general. Por supuesto, el templo del barrio es el Ojo de Agua y parte las cosas por las que se ha distinguido como Barrio Mágico es por lo pintoresco, por su historia, su tradición, tenemos el Viacrucis, las danzas, el altar de muertos, hay muchos signos que lo ponen en el foco de las comisiones que crean los Barrios Mágicos», dijo este viernes para El Heraldo de Saltillo.

Explicó que, de inicio, la Parroquia realizará actividades periódicamente, como loterías, venta de comida y rifas, para reunir fondos para iniciar con las mejoras como el habilitar una barda perimetral y colocar iluminación adecuada que resalte la belleza del inmueble por las noches.

«El centro del Barrio de Ojo de Agua es la Parroquia donde, desde 1840, se venera al Santo Cristo de la Capilla del Ojo de Agua. Es un lugar de mucho turismo y necesitamos que tanto la ermita donde está el ojo de agua, como el atrio, las escalinatas y el mismo templo, tengan mejor presentación», comentó.

Asimismo, dijo estar abierto a recibir apoyo por parte de la Iniciativa Priva y confió en que pronto habrá acercamiento con el Gobierno Municipal de Saltillo para unificar esfuerzos con este propósito.

«La Parroquia ha trabajado mucho, de hecho, el templo, por dentro, se ha renovado, pero todavía tenemos la tarea de que la parte de afuera sea iluminada, que tenga un buen atrio e incluso bardear el perimetro de la Parroquia», externó.

«De hecho, gran parte de las cosas que hemos tenido en la iglesia es por parte de la gente y de la iniciativa privada. Lo que tenemos es gracias a que empresas particulares nos han echado la mano, por ejemplo, en restaurar el piso, el presbiterio, el sonido, las luces de adentro. Yo sé que hay personas que nos van a echar la mano, el Municipio y la misma comunidad», agregó.

Remarcó que, desde el templo, se promoverá entre la feligresía y habitantes del Ojo de Agua en general que el sector se mantenga limpio y en condiciones óptimas para ser visitando por locales y turistas.

«Ir creando toda una cultura entre la gente en torno a la limpieza, en el mantener bello el barrio. Para nosotros es un compromiso, ir creando una cultura de la gente de que somos Barrio Mágico e ir tratando de cuidar nuestros espacios, de tener todo esto organizado». (OMAR SOTO)