PREGONERO | Llovieron ch1ng4z05, faltaron propuestas

Llovieron ch1ng4z05, faltaron propuestas

Esta noche después del debate, mientras decidíamos en familia sobre lo que usarían el día del peinado loco en la Semana del Niño, mi hijo más grande me dijo que le era muy difícil tomar una decisión. “¡Imagínate nosotros, tenemos que decidir quién es lo mejor para el país y no hay pa´ dónde hacerse!”, le dije sarcásticamente.

Hay que decir que este segundo debate entre las candidatas y el candidato a la Presidencia de la República era muy esperado, no crea que, por las buenas intervenciones de los debatientes, sino por la cantidad de memes y stickers para el Whats que se arman los días subsecuentes.

Al menos esta vez los pusieron de pie, y es que eso de estar sentados no estaba tan dinámico que digamos. Ahí estaba cada uno en su atril, los únicos tres que quieren hacerse de la silla más incómoda del país.

La noche del domingo el debate se realizó en los Estudio Churubusco, en la Ciudad de México, donde se han grabado desde 1945 más de 3 mil películas, como El Ángel Exterminador de Luis Buñuel; Bardó de González Iñarritú; Roma, de Alfonso Cuarón y hasta escenas de la serie de Netflix “Narcos”.

No eran Silvia Pinal, Jacqueline Andere, ni José Baviera, como en El Ángel Exterminador de Buñuel; pero pues es lo que había, estaban ahí la Señora Católica (Xóchitl Gálvez); la “yo te lo juro que yo no fui” (Claudia Sheinbaum), y el “yo nomás vine a hacer memes” (Jorge Álvarez Máynez).

Desde el primer round comenzaron a llover chingazos, Xóchitl y Máynez iban con la espada desenfundada porque saben bien que esto era de ganar o morir, la oportunidad no podía desaprovecharse.

La primera en lanzarse fue Xóchitl, aunque algo desatinada, pues el primer ataque fue ¡contra la Santa Muerte!, alegando que Morena utiliza el culto a esa deidad popular, pero luego se revindicó y con pruebas en mano alegó las alianzas de Morena con el narco, la pérdida de empleos en la Ciudad de México cuando Sheinbaum gobernaba, la deuda pública creciente, el número de pobres en el país y hasta el asunto del ex esposo de Claudia recibiendo moches.

Máynez, además de aprovechar para posar para los memes, ya fuera con su cartel de autoelogio o su señal rockera, le recordó a Claudia la fallida promesa del actual presidente de bajar a 10 pesos el precio de la gasolina, lo que no ha sucedido, pues dijo que Mario Delgado y Rocío Nahle ofrecieron eliminar el IEPS con este fin, pero eso ni ha sucedido. También le pidió no andar navegando con bandera ajena, por aquello de que presumen logros en las leyes que han sido presentados por otros partidos y votados en consenso, no porque a Morena se le hubiese ocurrido.

Claudia por su parte se mantenía evasiva a los señalamientos directos, por eso sólo negaba con la cabeza cuando le preguntaron por la casa que no declaró; por el asunto del dinero en paraísos fiscales o el gasto millonario en imagen personal. “No, no, no y presenta tu denuncia”, fue lo único que respondió, algo así como “Yo te lo juro que yo no fui” (pero bueno, a sus seguidores les basta su palabra, aunque existan pruebas en su contra).

La candidata oficialista sacó a relucir el aumento al salario mínimo en este gobierno (pero también hay un aumento exagerado en la canasta básica, por ejemplo), aseguró que el precio de la gasolina no ha subido (realmente ha subido más de 7 pesos desde 2018), y juró que el gobierno de Lopitos no ha endeudado al país (pero sí lo ha hecho, pues pasó de 10.55 billones en 2018 a 14.65 billones de pesos a finales de 2023).

Por eso es que Xóchitl en un momento comenzó a mostrar, cuando Claudia hablaba, cartelones que decían “Claudia Miente”, “Mentirosa serial” y hasta uno con la silueta de la candidata de Morena con la nariz de pinocho.

LAS POCAS PROPUESTAS

Por más intentos de Máynez para recordarle a las candidatas que venían a presentar propuestas, Claudia y Xóchitl seguían en el tema de dimes y diretes, dejando pocos segundos para las propuestas.

Las más destacables, desde la opinión de quien esto escribe fueron: El salario mínimo en 10 mil pesos mensuales y las jornadas de 5 días de trabajo (de Máynez); los parques industriales vinculados y la construcción de un millón de viviendas sociales (de Sheinbaum); Todo aquel que gane menos de 15 mil pesos no pagará impuestos (de Xochitl).

También el transformar el IEPS en recurso verde para electromovilidad, la extensión de becas a estudiantes un año después de terminar la universidad y la implementación de bonos culturales para conciertos y libros gratuitos del candidato de Movimiento Ciudadano.

Además de la construcción de 8 millones de viviendas con lo que se gasta en el rescate de PEMEX, que propuso Xóchitl, y el apoyo para mujeres en situación vulnerable de 60 a 64 años, que prometió Sheinbaum.

Por último, Claudia juró que la 4T a disminuido la desigualdad; Xóchitl dijo que es momento de “Claudicar o Despertar”, y Máynez aprovechó para presentar su libro y “que todo sea rock and roll y fútbol” (y si es con el gober de Nuevo León, mejor, ya ve que se ponen bien alegres en los estadios).

Autor

José Torres Anguiano
José Torres Anguiano
Reportero Multimedia. Periodista de barrio y contador de historias apasionantes.
Premio Nacional de Comunicación "José Pagés Llergo" 2017.
Premio Estatal de Periodismo 2015, 2016, 2017 y 2018.
Premio de Periodismo Cultural UAdeC 2016, 2018, 2021 y 2023.
Otros artículos del mismo autor