EN EL TINTERO

La manzana de la discordia

En estos momentos el mejor amigo y aliado de la 4T es el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, quien perdió la razón en un momento crucial para la precandidata presidencial Xóchitl Gálvez y les dio a sus adversarios lo que necesitaban para echar abajo su campaña.

El ridículo que hizo el albiazul en su intento por desacreditar al PRI en Coahuila y al gobernador Manolo Jiménez no hizo más que cavar su propia tumba política, pues ahora no solo los panistas de esta entidad sino de todo el país lo quieren fuera de la dirigencia nacional.

Marko puso en riesgo la campaña presidencial por un municipio, el de Torreón, su exigencia porque este partido designará al candidato le costó muy caro, pues en su arranque publicó documentos que indignan al afirmar que negoció posiciones que en teoría no se regalan sino se ganan con trabajo y capacidad ¿Direcciones de escuelas? ¿La operación del ICAI? Lamentable.

Mucho se ha especulado sobre el trasfondo de este desencuentro que desconcertó profundamente a los panistas de Coahuila. ¿Quién es el artífice de esta novela de terror que están viviendo los azules? Sí, de terror porque saben que se perdieron grandes oportunidades.

Y es que, por ejemplo, unas horas antes de vencer el plazo para el registro de coaliciones, el Comité Directivo Municipal del PAN presentó ante su militancia a Javier Díaz como su próximo candidato sin pensar que al final del día el acuerdo no se firmaría por indicación directa de Marko Cortés y ambiciones personales de alguien. ¿Pero de quién?

Varios panistas platicaron con una servidora y externaron su molestia e inconformidad por la decisión nacional y reafirmaron su interés de seguir trabajando de la mano con Manolo Jiménez.

Esos panistas hombres y mujeres, en conversaciones por separado señalaron a alguien como el artífice del desencuentro, coinciden en que hay una persona con una ambición desmedida y personal que se convirtió en la manzana de la discordia de este desafortunado hecho.

“El problema es escuchar vocecitas de ambicioso lagunero”, “Casualmente solo una persona respaldó a Marko Cortes”, fueron algunos de los comentarios para finalmente confirmar su identidad.

Aunque fuera del PAN la sospecha cayó en un inicio en Guillermo Anaya Llamas, lo cierto es que el ex alcalde de Torreón ya tenía asegurada la candidatura para la diputación federal ¿Quien quedó entonces fuera de los beneficios?

El único personaje que subió un video a sus redes sociales apoyando a Marko Cortés, el único, fue el exdiputado local Marcelo Torres Cofiño.

De manera personal, les comparto que le tengo admiración y estima al exlegislador, pero apelando a la objetividad de este texto y las fuentes informativas que externaron su sentir comparto el nombre de quien, según estos políticos con gran influencia en el PAN, era el único interesado en la alcaldía de Torreón, tiene amplia influencia con el líder nacional y fue quien presionó a Marko Cortés para llegar a esa reacción.

Se trata de Marcelo Torres Cofiño a quien ofrezco en este espacio su derecho de réplica, aunque ya hizo algunas declaraciones a los medios laguneros y pese a que asegura que la discordia no fue por Torreón, el comunicado de Marko Cortés claramente establece que ese fue el motivo.

Cabe decir que los pronunciamientos han sido muy claros y aunque públicamente no han querido mencionar a quien ven como el responsable, la manzana de la discordia, en el comunicado del PAN estatal se habla de no anteponer intereses personales o de partido, pues claramente saben que se trató de un interés particular.

Mientras tanto, la representante del Frente Amplió por México, Xóchitl Gálvez, ya se pronunció al respecto y califica de inaceptable el contenido de ese convenio, incluso asegura que ella no fue parte, pues cuando pudo realizarse ella ni siquiera era precandidata.

Ahora los panistas esperan una explicación del porqué una persona sea o no el líder nacional decide lo que pasa en su entidad sin considerar lo que quiere en Coahuila su militancia y lo que necesita la sociedad.

“La ciudadanía en general y la militancia en lo particular requerimos una clara explicación. Teníamos un extraordinario bloque de contención contra el ser despreciable que vive en Palacio Nacional, sin darnos cuenta de que contamos con otro en la dirigencia nacional del PAN”, es lo que nos expresó otro importante panista del estado.

Autor

Jessica Rosales
Jessica Rosales
Reportera desde enero de 2000. Fundadora de la Agencia de Noticias Digital UNIMEDIOS. Actualmente titular del noticiero Capital Noticias 91.3FM en Saltillo y Coordinadora de Contenidos de Capital Media Coahuila. Escribo la columna “En el tintero” que difunde El Heraldo de Saltillo, La Otra Plana y Capital Coahuila.
Artículo anteriorSALTO DE LETRA
Artículo siguienteA LA BÁSCULA
Reportera desde enero de 2000. Fundadora de la Agencia de Noticias Digital UNIMEDIOS. Actualmente titular del noticiero Capital Noticias 91.3FM en Saltillo y Coordinadora de Contenidos de Capital Media Coahuila. Escribo la columna “En el tintero” que difunde El Heraldo de Saltillo, La Otra Plana y Capital Coahuila.