NUNCA ES TARDE PARA CUMPLIR TUS SUEÑOS

Una acción natural, permanente y cotidiana del ser humano es construir sueños, y ¿Qué son los sueños? Si buscamos la definición encontraremos que son historias realistas que nuestro cerebro crea mientras dormimos o que es una parte integral de la vida cotidiana, una necesidad biológica que permite restablecer las funciones físicas y psicológicas esenciales para un pleno rendimiento. En esta ocasión, me quiero referir a los sueños personales, a los objetivos que nos proponemos, que nos provocan alegría e imaginación, a nuestros deseos más íntimos. Frecuentemente nos vemos frustrados porque pasa el tiempo, y no podemos realizarlos en el momento que deseamos, esta idea es suficiente para abandonar nuestros sueños, dejar a un lado todas las energías necesarias para conseguirlos. Estoy convencida de que nunca es tarde para alcanzar nuestros sueños, ya verá mi querido lector porque lo afirmo.

Hace ya algunos años, no recuerdo si 17 o más, coincidimos en la alberca de un recién inaugurado Club deportivo en Saltillo, con Blanca Leticia Valdés Coss (alias Lety Tormenta) ambas compartimos la pasión por nadar, sólo que ella es más audaz porque también corre y anda en bicicleta. Es una mujer a la que respeto y admiro. Se jubila del área administrativa del Instituto Mexicano del Seguro Social en 2007, recién había cumplido 54 años. Una mañana estaba tomando su café en la cocina de su casa, muy cómoda leyendo el periódico, cuando vio un anuncio de una competencia de bicicleta, y sin pensarlo dos veces, salió de su casa para inscribirse en la carrera, -debo señalar que desde pequeña le han apasionado los deportes- tenía años de no subirse a una bicicleta, sin embargo, ese no fue ningún impedimento, fue con el Sr. Romo que tenía un taller donde se reparaban las bicicletas y le pidió prestada una para la carrera. El Sr. Romo le presto su bicicleta, no sin antes explicarle como trabajaba y describirle la función de cada palanca, le recomendó que entrenará, en ese momento no lo hizo porque la competencia era ese fin de semana.

De esta manera, empieza su amor por el deporte, ya era su tiempo, ya había formado un hogar, había dedicado esfuerzo y energía para apoyar a sus hijas. Dos de ellas grandes deportistas Berenice y Alejandra Meza, participaron en Olimpiadas Nacionales, Juegos Centroamericanos y Panamericanos. Ya sin compromisos laborales y familiares empieza Lety su nuevo camino por el deporte, transcurren cinco años de competir sin tener una bicicleta propia, gracias a la generosidad de Romo, después bajo la asesoría de Rocío Riojas quien la animó a inscribirse en un triatlón. Empieza a entrenar y a subir poco a poco a mejores lugares en las competencias hasta llegar a clasificar para competir internacionalmente, en 2012 es su primer mundial en Nueva Zelanda.

Después de su primer mundial, siguieron las participaciones internacionales, ha estado en Londres; Edmoton, Canadá; Chicago, EU; Rotterdam, Holanda, Lausana, Suiza, Abu Dhabi, los Emiratos Árabes; Gold Coast, Australia; España y la lista de países que ha visitado con su bicicleta al hombro no acaban, lo increíble es que siempre ha estado entre los 5 primeros lugares. Pero esta aventura no ha sido siempre divertida, durante sus competencias ha tenido varios accidentes en la bicicleta y corriendo, caídas que le han fracturado sus piernas, brazos, mandíbula, tobillos y demás partes del cuerpo, lo admirable es que se levanta y sigue compitiendo sin importarle el dolor, su único pensamiento es terminar la competencia, sin importar el lugar en el que llegue. Le han robado sus maletas, no llega a tiempo a las competencias su bicicleta, En fin, una serie de contratiempos que no la paran, sigue.

Para ella: “Participar en un triatlón claro que causa emociones: como el miedo e inseguridad ante un peligro real o imaginario, por ejemplo, cuando nadas en el mar y hay mucho oleaje, o hay corriente en contra. O a veces toca competir con lluvia y el agua es mantequilla para la bici, tienes más probabilidades de sufrir una caída. En el 2024 en el triatlón de Acapulco, nos suspendieron la nadada porque había cocodrilos en el mar. También te da temor perder la dirección del recorrido en el mar. Te da temor sufrir una caída en la bicicleta (tienes que ir muy atenta y concentrada).  Si cometo un error, trato de superarlo y continuar. Y no reaccionar de forma exagerada cuando las cosas salen mal (caídas, ponchadas de las llantas de la bici). En el mismo evento de Acapulco me caí dos veces de la bicicleta muy fuerte, primero se aflojó el manubrio y después atropellé a una persona que se atravesó, me recuperé, continúe y terminé. Cuando termino un triatlón siento satisfacción, alegría y mucha gratitud, por poder física y mentalmente realizar el triatlón”.

Ahora a sus 66 años, le pregunté hasta cuando Lety dejarás de competir y su contestación fue: “Le voy a seguir hasta donde pueda y hasta donde Dios lo permita, porque al terminar un triatlón me siento orgullosa, feliz y viva”. Espero que aún sean muchos, muchos años más, verdad estimado lector que Lety es una mujer fuera de serie, y lleva muy bien puesto el alias de Tormenta porque nada la detiene, su disciplina, constancia y método, le ha dado grandes satisfacciones. Verdad que nunca es tarde para cumplir tus sueños, ¡Sólo decídete! Ya lo decía sabiamente Gabriel García Márquez “Vale la pena volver a empezar una y mil veces mientras uno está vivo”.

Autor

Susana Cepeda Islas
Susana Cepeda Islas
Cursó la Licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública en la UNAM. Obtuvo el Grado de Maestra en Psicología Social de Grupos e Instituciones por la UAM-Xochimilco y el Doctorado en Planeación y Liderazgo Educativo en la Universidad Autónoma del Noreste. Cuenta con la Especialidad en Formación de Educadores de Adultos por la UPN; y con los siguientes diplomados: en Calidad Total en el Servicio Público, Análisis Politológico, y en Administración Municipal en la UNAM, entre otros.
Ha desempeñado diferentes cargos públicos a nivel Federal, Estatal y Municipal e impartido cursos de capacitación para funcionarios públicos, maestros, ejidatarios en el área de Administración Pública y Educación. Catedrática en la UNAM, UA de C, UVM, La Salle y en la UAAAN. Asesora y sinodal en exámenes profesionales en el nivel licenciatura, maestría y doctorado. Ha publicado varios artículos en el área de administración pública y educación en diferentes revistas especializadas, ha asistido a diferentes Congresos a nivel nacional e internacional como ponente en el área de Administración Pública y Educación, coautora en dos libros. Autora del libro Islas de Tierra firme.
Artículo anteriorEL CANDIDATO DEL PRI A LA ALCALDÍA DE SALTILLO: JAVIER DÍAZ GONZÁLEZ
Artículo siguienteHACE 110 AÑOS…
Cursó la Licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública en la UNAM. Obtuvo el Grado de Maestra en Psicología Social de Grupos e Instituciones por la UAM-Xochimilco y el Doctorado en Planeación y Liderazgo Educativo en la Universidad Autónoma del Noreste. Cuenta con la Especialidad en Formación de Educadores de Adultos por la UPN; y con los siguientes diplomados: en Calidad Total en el Servicio Público, Análisis Politológico, y en Administración Municipal en la UNAM, entre otros. Ha desempeñado diferentes cargos públicos a nivel Federal, Estatal y Municipal e impartido cursos de capacitación para funcionarios públicos, maestros, ejidatarios en el área de Administración Pública y Educación. Catedrática en la UNAM, UA de C, UVM, La Salle y en la UAAAN. Asesora y sinodal en exámenes profesionales en el nivel licenciatura, maestría y doctorado. Ha publicado varios artículos en el área de administración pública y educación en diferentes revistas especializadas, ha asistido a diferentes Congresos a nivel nacional e internacional como ponente en el área de Administración Pública y Educación, coautora en dos libros. Autora del libro Islas de Tierra firme.