Search
jueves 14 diciembre 2017
  • :
  • :

Trump reconoce a Jerusalén como capital israelí y ordena traslado de embajada

(Xinhua/Ting Shen) 

 

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este miércoles su reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel y ordenó al Departamento de Estado iniciar el proceso del traslado de la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén.

“Estoy convencido de que es momento de reconocer oficialmente a Jerusalén como la capital de Israel”, dijo Trump, quien agregó que en su opinión “esta acción favorece los mejores intereses de Estados Unidos y la búsqueda de la paz entre Israel y los palestinos”.

“Este es un paso que debió de haberse tomado hace mucho tiempo para impulsar el proceso de paz y trabajar en favor de un acuerdo duradero”, dijo, y señaló que su anuncio es simplemente “un reconocimiento de la realidad” que “de ningún modo tiene la intención de reflejar un cambio” del compromiso de Estados Unidos con un acuerdo de paz duradero.

“No estamos tomando una postura sobre ninguno de los asuntos del estatus final, incluyendo los límites específicos de la soberanía israelí en Jerusalén o la solución de las fronteras disputadas”, indicó. “Esas cuestiones corresponden a las partes involucradas”.

Con anterioridad, las autoridades palestinas reiteraron su postura de que no habrá un Estado soberano de Palestina sin un Jerusalén Oriental como su capital.

Sobre la reubicación de la embajada de Estados Unidos, Trump dijo que el Departamento de Estado contratará de inmediato arquitectos, ingenieros y planificadores, para así convertir la nueva embajada “como un magnífico tributo a la paz” cuando sea construida.

Dan Mahaffee, vicepresidente y director de políticas del Centro del Estudio del Congreso y la Presidencia, dijo a Xinhua que la decisión de Trump refleja la disposición de “agitar el proceso de paz” y de impulsar la consecución de un acuerdo, “a pesar de la ofensa a los países árabes y del riesgo de incitar más violencia en la región”.

Ilan Goldenberg, del Centro para la Nueva Seguridad Estadounidense, dijo que “si uno está a punto de lanzar un gran plan de paz, lo último que necesita es agitar este muy delicado asunto de Jerusalén y arrojarlo a la mezcla”.

Aunque el Congreso de Estados Unidos aprobó la Ley sobre la Embajada en Jerusalén en 1995 que pide el traslado de la embajada estadounidense en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, los ex presidentes de Estados Unidos George W. Bush, Bill Clinton y Barack Obama renovaron en repetidas ocasiones la exención presidencial para retrasar la reubicación.

El estatus de Jerusalén sigue siendo uno de los problemas centrales del conflicto israelí-palestino. Hasta el momento, la comunidad internacional no ha reconocido a Jerusalén como la capital de Israel y ningún país tiene su embajada en la ciudad. (XINHUA)