Search
lunes 11 diciembre 2017
  • :
  • :

PLAY ACTION

JOSÉ PABLO LADRÓN DE GUEVARA

 Recta final en la NFL

Solo quedan cuatro semanas más de temporada regula de la NFL. Parece ayer cuando se decía que los Patriotas no eran los mismos de antes por sus grandes deficiencias defensivas; también que los Jefes de Kansas City eran el equipo a vencer en toda la NFL, y que Ezekiel Elliott podría jugar toda la campaña. Pero poco a poco hemos ido descubriendo que todas esas premisas resultaron ser falsas. Ahora, en la recta final de la temporada, tenemos historias totalmente distintas que dictarán el futuro de esta campaña, decidiendo quienes jugarán en enero y quienes se quedarán viendo por la televisión. Lo que sí podemos adelantar es que, como ya es costumbre, los Patriotas y Acereros serán los grandes candidatos a representar a la conferencia americana en los playoffs.

Quizá la historia de moda en la NFL es lo que sucede en la división oeste de la conferencia americana. Esta división es la más peleada, porque actualmente se tienen a tres equipos empatados con un récord de 6-6, pero el momento que vive cada uno es sumamente distinto. Por un lado tenemos a los Cargadores de los Ángeles, que iniciaron la temporada 0-4, pero a partir de su quinto encuentro están 6-2. Esta era una franquicia que históricamente encontraba la manera de perder los encuentros, pero ahora sabe cómo sacarlos adelante, en gran parte por el gran nivel que ha mostrado su mariscal veterano Phillip Rivers. Él había sido catalogado como un buen quarterback que no brillaba por el equipo que lo rodeaba, pero en el 2017 cuenta con una de las defensas más temidas por los mariscales de la NFL por la presión que genera, y también se ha beneficiado por el desempeño de Keenan Allen, su receptor preferido que había sufrido lesiones en años recientes. Todos esos factores han llevado a que sea de los equipos que viven mejor momento en la actualidad. Esto contrasta con los Jefes de Kansas City, franquicia que tras iniciar 4-0 ha sido derrotado en seis de sus ocho juegos posteriores. La defensa de los Jefes ha sido, en gran medida, la causa de esta caída porque son incapaces de parar los ataques contrarios. Parece difícil que este equipo pare la hemorragia, aunque si tiene alguna oportunidad de hacerlo será en su siguiente juego en contra de Oakland, el otro equipo empatado en el liderato de la división, que ha sido bastante irregular en la temporada y no se ve cómo pueda derrotar a los Cargadores en la carrera por el campeonato de  división.

Otro tema a destacar es la carrera por los comodines en la conferencia nacional. En estos momentos Panteras y los Halcones Marinos estarían accediendo a los playoffs como comodín, pero seguramente en las cuatro semanas restantes habrá cambios significativos. Muy de cerca se encuentran los Halcones y debajo los Vaqueros, Empacadores y Leones. Se podría decir que Seattle es el más débil en papel porque en su defensa hay jugadores importantes lesionados, y su línea ofensiva es de las peores de la NFL, pero teniendo a Russell Wilson (para mí el jugador más valioso de la NFL) no se descartará que hasta puedan pelear por el liderato de su división con los Carneros. Carolina vive una situación que siento no es sustentable, teniendo a Cam Newton jugando de manera mediocre superando las 200 yardas en uno de sus últimos cinco juegos. Esto hace que la gran defensa que tienen esté mucho tiempo en el emparrillado y no puedan ser tan eficaces en la parte final de los encuentros. Si Cam no eleva su nivel de juego ellos seguramente quedarán sin posibilidades de avanzar. A Atlanta, que les pisa los talones, le quedan cuatro juegos divisionales, por lo que el calendario puede ser el principal adversario de ellos. En un lapso de tres semanas tendrán dos juegos contra los Santos, equipo top en la liga, que podría vencerlos en ambas ocasiones y dejarlos heridos de muerte. A quien no hay que dejar en el olvido es a Green Bay, equipo que ya muestra mejor cara ofensiva con un Brett Hundley más confiado. La próxima semana visitan Cleveland, lo cual es un partido ganable, y luego Aaron Rodgers tomará de nueva cuenta las riendas de la ofensiva. Rodgers tendrá que visitar a Carolina, recibir a Minnesota e ir a Detroit. No es descabellado pensar que pueden quedar 4-0 en estos partidos y avanzar a playoffs con Rodgers sano.

Aunque en estos juegos lo que se busca es ver qué equipos pelearán por el trofeo Vince Lombardi, en la parte baja de la NFL hay una lucha para tener una buena posición en el Draft. Seis equipos se encuentran con un récord de 3-9 o peor, lo cual los coloca con la posibilidad de seleccionar a los mejores jugadores colegiales en el 2018. Como cada año, los Browns se encuentran con la posición de “honor” y seguramente querrán permanecer ahí para conseguir a su próximo mariscal franquicia. Junto con ellos los Gigantes querrán pelear para quedarse en posiciones bajas de la NFL, para buscar el sustituto de Eli Manning. Al inicio de la campaña se esperaba que el equipo de Nueva York estuviera buscando un lugar en la postemporada, pero pasó lo contrario y querrán usar este año como el de reconstrucción. Ya despidieron a su entrenador en jefe y gerente general, lo cual es una muestra que los Mara, dueños de la franquicia, quieren tomar otro rumbo. El escenario ideal para ellos es que Sam Darnold, mariscal colegial de los Troyanos de USC, sea su próxima estrella y que pueda aprender de Eli Manning por uno o dos años. Aunque para que suceda esto, seguramente tendrían que cambiar su selección con la de los Cafés.

En estas semanas se separa a los buenos equipos de los mediocres. Es en esos momentos donde los jugadores estrellas brillan y los grandes entrenadores preparan los planes de juego perfectos para poner a sus equipos en la mejor posición para ganar. Equipos como Seattle y Cargadores muestran gran juego de quarterback que hace pensar que podrán mantener su paso y llegar a los playoffs, mientras que franquicias como Carolina y Atlanta cuentan con dudas ofensivas o con calendarios difíciles que ponen complicada su lucha por jugar en enero. Aunque siempre la NFL da sorpresas, veremos cuáles son las de este año.

You may not know:

Con cuatro juegos restantes, Russell Wilson ya empató la marca de más anotaciones lanzadas en el último cuarto en una temporada. El récord era de Eli Manning, con 15

Impresiones:

Con su victoria, Dallas pudo haber salvado el puesto de su entrenador Jason Garrett, quien seguramente iba a estar en el ojo del huracán con una derrota en casa frente a Washington.

Minnesota debe estar considerado como el equipo a vencer en la conferencia Nacional. Increíble que dejaran con 9 puntos a Atlanta en su casa.

Baltimore se mantiene en la carrera para ir a los playoffs como comodín, aunque para ser serio aspirante necesita más actuaciones de Flacco como la del domingo.

San Francisco consiguió su primera victoria en la era Garoppolo. El futuro en la bahía comienza a verse con mejor panorama.

Jacksonville cuenta con una defensa capaz de ganar en postemporada, pero la duda es si su mariscal podrá soportar los momentos de presión de esa instancia.

Titanes tiene todo para coronarse en su división, aunque parece increíble que en estos momentos tenga más puntos en contra que a favor.

 

Tus comentarios a: @leidron jpldg@hotmail.com