Search
lunes 11 diciembre 2017
  • :
  • :

Exhorta IMSS a tomar medidas preventivas para evitar enfermedades respiratorias

 

Los más propensos en adquirir estos males son menores de 5 años y mayores de 60

Al ser las enfermedades respiratorias e infecciosas las más comunes durante la temporada de frío, especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Coahuila, refiere que la prevención es el mejor mecanismo para evitar estos padecimientos.

Los niños menores de cinco años y los adultos mayores de 60 son los más propensos a adquirir estos cuadros por lo que es importante intensificar las previsiones para que cumplan con su esquema de vacunación completa, señala la epidemióloga, Lilia María Ramírez López, de la Unidad Médica de Atención Ambulatoria (UMAA), No. 89.

Además de estos grupos es importante que personas con su sistema inmunológico deprimido, con padecimientos crónicos y embarazadas, acudan a aplicarse la vacuna contra la influenza, misma que es un resfriado común intensificado en sus síntomas.

Si ya se cuenta con alguna afección respiratoria, lo principal es que se proteja, se mantenga en su casa y evite exponerse a cambios de temperatura; además contribuyen a no propagar el virus, ya que, con el simple saludo o contacto cercano con más personas se puede contagiar.

La experta sugiere que cuando se estornude se haga sobre el ángulo interno del brazo y siempre utilizar pañuelos desechables al sacudir la nariz.

Es importante fomentar el hábito de mantener las manos siempre limpias, el uso de alcohol gel es una manera rápida y eficaz de desinfectarlas.

Preferir frutas de la temporada como limón, naranja y guayaba ayuda a reforzar el sistema inmunológico, ya que son grandes portadores de vitamina C; además se recomienda incrementar la ingesta de verduras.

Es común que la gente trate de protegerse del frío con calentadores, estufas y otros artefactos que generan calor, por lo que exhorta tomar medidas preventivas, como tener algo de ventilación, ya que la acumulación del monóxido de carbono es un tóxico para la salud.

El abrigo corporal debe ser prudente, con solo mantener la temperatura normal del cuerpo es suficiente, ya que exagerar en el mismo, podría provocar deshidratación. Lo que importa es que al salir se cubra la nariz y la boca para que el aire que respiremos, cuando es muy frío, se caliente antes de entrar a nuestro organismo, ya que es la principal consecuencia que provoca las afecciones respiratorias.

En la medida de lo posible aconseja ventilar las casas, máximo cuando alguna persona padece algún mal pulmonar, ya que el aire y el sol ayudan a destruir los microorganismos.

Lo ideal es que ante el inicio de algunos de estos padecimientos se recurra de inmediato a atención médica para evitar complicaciones y no automedicarse, concluye. (EL HERALDO)