Search
lunes 11 diciembre 2017
  • :
  • :

Presenta Antonio de la Cruz su libro “Vivencias, Andanzas y Estampas de un Reportero de Provincia”

 

Gabriel García Márquez escribió alguna vez que el “periodismo es el mejor oficio del mundo”, y si le preguntáramos al también periodista Antonio de la Cruz sobre esta esta sentencia, con toda seguridad estaría de acuerdo, así lo muestra en su libro Vivencias, Andanzas y Estampas de un Reportero de Provincia,  que presentó la tarde de este miércoles en el edificio de Grupos y Talleres de la Universidad Autónoma de Coahuila.

“Hoy se cumple una meta, un sueño largamente acariciado por un servidor, después de más de 40 años de oficio periodístico, porque orgullosamente me considero un tipo empírico de la vieja guardia del periodismo y me siento muy halagado, muy contento. Esto se lo dedico a mi señora madre doña Eva, que en paz descanse”, compartió Antonio de la Cruz, en entrevista con El Heraldo de Saltillo.

Vivencias que aún caminan en su memoria, recuerdos que se quedaron entre tinta y papel, y sobre todo la experiencia periodística de quien trabajara en varios de los medios impresos pioneros de la capital coahuilense, es lo que se puede encontrar en las páginas de la publicación.

“Le doy gracias a la gente de todos los estratos sociales que me animaban a plasmarla vida y la historia de un servidor en un libro, por todas las vivencias y las grandes oportunidades que me ha dado el periodismo”, dijo.

Colaborador, en diversas ocasiones, del Heraldo de Saltillo -el periódico por tradición de la ciudad- de la Cruz considera que Vivencias, Andanzas y Estampas, es un reflejo de una vida dedicada a informar.

“Me tocó en suerte estar escribiendo en el glorioso Heraldo de Saltillo por un par de ocasiones, es como mi casa. Gracias a don Francisco De La Peña (Q.E.P.D), al licenciado Paco, que me dio la gran oportunidad de ganar el año pasado el Premio Estatal de Periodismo”, mencionó.

La llamada “mano de Dios”, de Diego Armando Maradona, en la Copa Mundial de Fútbol de 1968, “El Trenazo” de 1972, y un sin fin de entrevistas realizadas a personalidades del mundo del deporte y la cultura, son parte de lo contenido en Vivencias.

“Sin haber estado en un aula de Ciencias de la Comunicación, un grupo de jóvenes de mi camada, de mi generación, nos lanzamos a la aventura de este noble oficio del periodismo. Mi grabadora me ha dado la oportunidad de entrevistar a grandes figuras del deporte nacional y de la cultura del deporte”, comentó.

Autodidacta por convicción, Antonio considera que las nuevas generaciones de reporteros y periodistas deben recordar a quienes les dejaron un  legado de trabajo impecable, veraz y comprometido, y tomar como ejemplo el carácter de quienes escribieron antes para las páginas de un periódico.

“Insto a la juventud a que abracen este oficio con decisión, que luchen, que estudien y que se empapen de este oficio. Hay que ir detrás de la información”. (OMAR SOTO)