Search
lunes 11 diciembre 2017
  • :
  • :

Armada argentina abandona búsqueda de tripulantes de submarino perdido

 (Xinhua/Vícto CarreiraTELAM)

Buenos Aires.- La Armada Argentina (ARA) dio este jueves por finalizada la búsqueda del submarino ARA San Juan, desaparecido el 15 de noviembre con 44 tripulantes a bordo en aguas del Atlántico Sur.

“No ha sido posible localizar el submarino y no habrá salvamento de personas”, informó el portavoz de la Armada, Enrique Balbi, por lo que ahora se buscará el navío en el fondo del mar.

El sumergible perdió contacto con las autoridades navales el 15 de noviembre a las 7:30 hora local cuando navegaba por el Atlántico Sur.

Poco después se detectó en la zona una explosión, según confirmaron el jueves 23 autoridades de la Armada Argentina (ARA).

“El Ministerio de Defensa y la Armada argentina informan que este jueves se declaró finalizado el caso SAR (siglas en inglés de Búsqueda y Rescate) cambiando la fase de búsqueda”, expresó el portavoz de la Armada.

Balbi señaló que la búsqueda se ha extendido hasta el doble de tiempo de las posibilidades de rescatar a los 44 tripulantes.

“No se encontró evidencia alguna del naufragio en las áreas exploradas, sin obtener contacto con el submarino ni con sus balsas”, dijo el funcionario al comparecer ante la prensa en la sede de la fuerza, en el barrio de Retiro, norte de Buenos Aires.

El portavoz de la ARA precisó el jueves pasado que en la zona por la que navegaba el sumergible se produjo un “evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear”, ocurrido a las 10:31 hora local.

La última posición conocida del navío era en la zona del Golfo San Jorge, 240 millas náuticas (432 kilómetros), al sudeste de la península de Valdés, en el Atlántico Sur.

 (Xinhua/Martín Zabala) 

Desde entonces, se había desplegado un amplio operativo de búsqueda para tratar de rescatar a los 44 tripulantes, con buques, aeronaves, recursos técnicos y humanos de Alemania, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, Noruega, Perú, Reino Unido, Rusia y Uruguay, además de Argentina.

Anteriormente, el portavoz Balbi había negado la posibilidad de un “ataque” al submarino.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, exigió también una “investigación seria” de lo que ocurrió con el submarino.

“La desaparición y actualmente búsqueda nos ha conmovido a todos los argentinos. Es un momento difícil para todos, muy especialmente para los familiares de los 44 tripulantes”, enfatizó el mandatario días atrás.

Macri sostuvo que la situación en torno al sumergible “va a requerir de una investigación seria, profunda, que arroje certezas de por qué ha sucedido lo que estamos presenciando, para entender cómo un submarino que se había llevado a su reparación de media vida y estaba en condiciones de navegar, sufrió aparentemente esta explosión”.

El mandatario aludió a los arreglos a los que fue sometido el submarino entre diciembre de 2008 y junio de 2014 en el Complejo Industrial y Naval Argentino (Cinar).

Se trató de la denominada “reparación de media vida” del navío, un submarino tipo TR-1700 fabricado en Alemania, cuya incorporación a la Armada Argentina se efectuó en 1985.

El navío era de propulsión diésel eléctrica convencional con sistema esnórquel, concebido para ataques contra fuerzas de superficie, submarinos, tráfico mercante y operaciones de minado. (XINHUA)