Search
miércoles 22 noviembre 2017
  • :
  • :

Presenta Francisco Segovia charla sobre literatura y ficción

 
El escritor español Javier Marías, escribió alguna vez que “cuando pasa el  tiempo todo lo real adopta un aspecto de ficción”, frase muy enlazada al pensamiento del poeta Francisco Segovia, quien visitó la Facultad de Ciencia, Educación y Humanidades de la Universidad Autónoma de Coahuila, para impartir la charla Utopía, Distopía, Poesía. 
 
“De algún modo toda literatura refleja un estado de cosas y normalmente lo hace para criticar, no sólo los que lo hacen de dientes para afuera sino los que lo hacen de dientes para adentro, es decir, puedes encontrar literatura comprometida, literatura que se dedica a hacer denuncias sociales o literatura que no se dedica a hacer la denuncia implícita pero que la hace de todos modos”, comentó en entrevista para medios Francisco Segovia.
 
Para el también lexicográfo, el quehacer literario lleva en sí mismo la urgencia de servir como un reflejo de lo que el escritor observa e interpreta, por ello es natural que la literatura se vuelva -en ocasiones- denunciadora y contestataria, y para ello la ciencia ficción paradójicamente funciona como herramienta.  
 
“La respuesta podría ser un poco la misma que dieron los estudiantes del 68: la imaginación es de por sí revolucionaria, de modo que la literatura -en cuanto a representante de la imaginación- abre el mundo a algo distinto del mundo actual, es muy claro en la ciencia ficción, pero ocurre en toda la literatura”, precisó.
 
En su opinión, el género de la ciencia ficción merece ser más explotado en México, ya que los escritores actuales no han tomado del todo en cuenta el potencial que ofrece escribirlo. 
 
“Es apreciada la ciencia ficción por los lectores, pero no tenemos muchos escritores de ciencia ficción, y eso es raro. Hay más escritores de fantasía, más escritores dedicados a terror o a novela policiaca, son más comunes los otros que de la ciencia ficción, no se si porque la ciencia ficción supone una educación científica y en ese sentido es más difícil.
 
La ciencia ficción es incipiente en México, no que no haya. Lo que creo no es que vaya a desaparecer, sino al contrario, creo que va a crecer. Nos hace falta mucha más ciencia ficción en México”, dijo.
 
SU OFICIO COMO TRADUCTOR
 
Otra de las pasiones de Segovia -hijo de los destacados escritores Tomás Segovia e Inés Arredondo- es la de traductor, actividad inmersa en la polémica, al ponerse en duda su exactitud, sobre todo si de literatura se habla. 
 
“Hay dos posturas antagónicas: una que dice que es imposible traducir poesía y otra que dice que es posible, y ahí están los poemas para demostrarlo (…). En medio hay unos cuantos que reflexionan sobre las condiciones de la traducción, Octavio Paz lo hizo mucho. ¿Cómo se traduce? para empezar a pensar en eso hay que pensar que es posible la traducción”, indicó.
 
El escritor de Huevos de Pascua (2012) y Agua (2015) -por mencionar algunos de sus libros publicados-, señala que “si la traducción no fuera posible, no hubiera lenguas humanas. Una lengua supone que debe ser comprensible por algún otro, sino sería imposible aprender. Si se puede adquirir otra lengua, es que las lenguas son traducibles unas a otras. 
Si una lengua puede atestiguar a otra, no solo es una posibilidad, sino prácticamente una condición de la lengua. Para que exista una lengua tiene que existir otra. Si existe una lengua debe ser traducible”. 
 
Segovia ha sido becado por el Consejo Británico, el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, y el Sistema Nacional de Creadores, entre otras distinciones. (OMAR SOTO)