Search
miércoles 22 noviembre 2017
  • :
  • :

EN EL TINTERO

JESSICA ROSALES 

Frente a frente 

Pocas veces hemos visto debatir frente a frente a dos personajes de distintos partidos políticos sobre temas polémicos y de la administración pública.

En esta ocasión fue Diego Rodríguez integrante del equipo de transición de Manolo Jiménez y quien suena como el próximo Secretario del Ayuntamiento en Saltillo, quien se enfrentó en un debate contra quien ocupa actualmente ese cargo en la administración de Isidro López Villarreal, María Alicia García Narro.

Nada mejor que escuchar dos versiones de un hecho para formarnos una opinión de lo que verdaderamente ocurre, en este caso, en las arcas municipales.

El tema de la mesa de discusión realizada por periodistas de la localidad fue la deuda pública y los pasivos que quedarán al cierre de la administración municipal.

María Alicia García Narro insistió que es imposible dejar deuda cero ya que al término de cada administración quedan pasivos o “adefas” que corresponden a ejercicios fiscales anteriores. Es así que el compromiso de Isidro es dejar 120 millones de pesos en pagos pendientes a proveedores, pero dijo que esto no puede considerarse como una deuda.

La Secretaria del Ayuntamiento aseguró que Jericó Abramo Maso heredó una cifra similar. Incluso hace tres meses el  alcalde Isidro López afirmó que el expresidente municipal dejó pendientes de pago y aunque reconoció que había recursos en bancos, dijo que éstos no se pudieron utilizar porque estaban etiquetados.

Pero como en todo tema de la administración pública “papelito habla”, resulta que de forma muy inteligente el equipo de transición de Manolo Jiménez indagó al respecto y consiguió un documento dirigido al Congreso del Estado respecto a la cuenta pública en referencia en la que consta que Isidro López firmó un oficio en donde admite que recibió la administración con deuda cero.

Diego Rodríguez reviró lo dicho por García Narro. Reprochó la publicidad engañosa en la que “Chilo” presume que dejará deuda cero, basado en la definición del Instituto Nacional del Federalismo sobre lo que es una deuda y acreditó que los 120 millones de pesos de los que habla la actual administración entran perfectamente en ese concepto.

María Alicia es una persona con gran experiencia pero la juventud de Diego de ninguna manera lo pone en desventaja porque demostró que tiene tablas, fue claro y preciso en sus argumentos, pero lo más importante es que sustentó con documentos sus afirmaciones.

Ahora, por más que Isidro asegure que Jericó le dejó deuda, el papel que firmó hace cuatro años acredita todo lo contrario. Error o no, este documento valida el argumento de que el panista inició con finanzas sanas y, pese a ello, no dejará deuda cero.