Search
martes 21 noviembre 2017
  • :
  • :

EN EL TINTERO

JESSICA ROSALES

ESCÁNDALOS

Son varios los alcaldes que han protagonizado zafarranchos y fueron balconeados. En la nueva era digital nadie se salva del escrutinio público.

Ya no es tan fácil que los políticos y servidores públicos incurran en prepotencia y abuso de poder sin que la opinión pública tenga acceso a un audio o video sobre los hechos.

El más reciente caso fue el del alcalde priista de San Buenaventura, Oscar Flores Lugo alias “La Pólvora” quien protagonizó un escándalo en la Dirección de Seguridad Pública Municipal tras llegar en estado de ebriedad a las instalaciones y exigir la liberación de tres personas, lo que le valió un enfrentamiento con el Jefe de la policía de Fuerza Coahuila.

El edil les exigió a los uniformados que dejaran en libertad a tres de sus “cuates” que minutos antes fueron detenidos en un bar y estaban tras las rejas.

El priista se molestó porque el encargado de resguardar la celda ignoró su petición y le dijo que le daría aviso a su comandante, lo que enervó al edil: “El que manda aquí en San Buenaventura, soy yo cabrón”, le dijo al oficial.
“Ya bájale”, le respondió el elemento para después someterlo en el suelo. El alcalde se defendió y argumentó que se cayó pero no por las copitas traía de más sino porque sufre de un malestar en una pierna que no le permitió mantenerse de pie.

“Viva el cura Hidalgo, (…) viva Liona Vicario, viva don Ma-Mariano Abasolo, viva nuestra ma-madre, la virgen de Guadalupe”, fue el Grito de Independencia que dio en el año 2015 el alcalde de Parras de la Fuente, Jorge ‘Coco’ Dávila Peña presuntamente en estado de ebriedad.

En el vídeo difundido en redes sociales, el edil vitoreó a los héroes patrios con dificultad frente a los ciudadanos presentes desde el balcón de la Presidencia Municipal; sin embargo, aseguró que no estaba en estado inconveniente pese a que las imágenes evidenciaban lo contrario. Dijo que fue la mala ecualización del sonido contratado ¿Usted cree?

Otro captado saliendo de un baño con varias copitas encima fue el alcalde de Ramos Arizpe, Ricardo Aguirre Gutiérrez, pero hace 8 años cuando era edil por el Partido Acción Nacional, antes de pasarse a las fila del PRI.

Por escandalizar en completo estado de ebriedad, después de haber sido detenido junto con un amigo que conducía un automóvil deportivo a exceso de velocidad, “El Richie” pasó por lo menos cinco horas detenido en los separos de Santa Catarina, Nuevo León.

Uno pensaría que hoy los políticos tienen mayor cuidado de sus acciones. Al final también son humanos y cometen errores, pero deben enfrentar las consecuencias y aunque se salven de las legales no lo harán de la crítica de los ciudadanos.