Search
viernes 17 noviembre 2017
  • :
  • :

Dejarán a Ramos libre de giros negros y clandestinaje

El director de Servicios Concesionados, Donaciano Santiago Malpica, declaró que el municipio quedará libre de ventas clandestinas de alcohol y otros giros negros que operaban en Ramos Arizpe desde hace muchos años, gracias a los constantes operativos que se llevaron a cabo para detectar y frenar dichos ilícitos.

Afirmó que tras estas acciones se ha generado una mejor convivencia social, tanto en la zona urbana como en las comunidades rurales y ejidos.

“Definitivamente en esta administración se combatió por completo el clandestinaje con respecto a la venta de alcohol y los giros negros han desaparecido. Esto fue posible gracias al trabajo coordinado con el Gobierno del Estado y a que tenemos un alcalde muy comprometido con la seguridad de las personas. Ahora se puede notar que la situación está más tranquila”, expresó.

Sin embargo, el director señaló que el mayor esfuerzo se realizó en el área rural, donde existían personas dedicadas a este tipo de actividades en lugares como Paredón, Las Encinas y Santo Domingo.

“En la ciudad eran aproximadamente ocho giros que operaban de forma clandestina, pero en el área rural también se ha combatido en este sentido a la gente que se ponía en sus casas a vender. Esto era algo que ocasionaba muchos problemas pero que ahora ha quedado al mínimo, porque tuvimos mucha vigilancia de la policía municipal”, dijo.

“El alcalde siempre ha sido muy específico en la indicación de que tenemos que actuar con forme a derecho para erradicar estas prácticas que databan de muchos años atrás. Siempre hubo un apoyo decidido de la administración, porque estaban contradiciendo a la ley”, agregó.

Donaciano Santiago Malpica aseguró que mucha de la mercancía que se movía dentro de Ramos Arizpe provenía de la ciudad de Monterrey, por lo que se intensificaron medidas para evitar el ingreso de este y otros productos al municipio.

“Incluso en el 2015 hubo un decomiso de más de mil 500 cartones de cerveza en el ejido Paredón, pero se trabajó para que la sociedad se volviera en un ambiente sano y ajeno a los peligros que estas actividades nos traían”, finalizó. (ROBERTO FRÍAS)