Search
miércoles 22 noviembre 2017
  • :
  • :

Buscan empresarios alternativas ante posible disolución del TLCAN

Este martes se llevó a cabo en Ramos Arizpe una conferencia explicativa sobre los efectos de la posible disolución del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y las implicaciones que ésta traería a la industria automotriz de la región sureste de Coahuila.

La plática fue organizada por María Luisa Gómez Rodríguez, directora general de Ingenierías y Manufacturas AGROZ, quien se acompañó del economista regiomontano Benjamín Castro Guzmán para la explicación del tema.

“Hemos convocado a esta plática para buscar algunas alternativas en caso de que el TLCAN no llegue a ningún acuerdo que beneficie a México, especialmente por las exigencias del presidente Donald Trump. Como mexicanos industriales tenemos que ver la forma de estar prevenidos y ver soluciones, porque somos muchos los que dependemos de la industria, especialmente la del giro automotriz”, explicó.

Al respecto, aseguró que de no prevenirse ante el rompimiento del Tratado, aumentaría el riesgo de perder fuentes de empleo y con ella la actividad económica más importante de la región.

“De hecho hemos notado que ha disminuido la producción automotriz en las empresas que están establecidas aquí en Ramos Arizpe y en Saltillo. La intención es que después de esta información, trabajemos en proponer soluciones que permitan sacarnos adelante”, dijo.

Por su parte, el economista Benjamín Castro resaltó que la opción más viable para México es poner la mira en los países asiáticos, y deshacer la dependencia del país a la exportación a Estados Unidos y Canadá.

“El golpe principal es contra la industria automotriz, porque el presidente Trump busca imponer aranceles a la comercialización y también exige que la composición de lo que se fabrique sea cien por ciento norteamericana, es decir, que no se usen componentes de otros países. Esto nos pone en peligro porque dependemos en un 80 por ciento del Tratado”.

“México está muy norteado y muy desorientado, es decir, muy apegado al norte y muy lejano al oriente. Creemos que México debe voltear hacia Asía, especialmente a China que tiene una iniciativa muy grande de extender proyectos industriales a todo el mundo”, agregó.

Así mismo, aseguró que la diversificación de la economía, y por tanto de las fuentes que la producen, le dará al país y a su mano de obra una mayor oportunidad de mantenerse ajenos a los efectos negativos del TLCAN. (ROBERTO FRÍAS)