Search
viernes 17 noviembre 2017
  • :
  • :

Fundación ayuda a joven de Ramos a recuperar la vista

 

La familia de Jonathan se entera de Operación Milagro por publicación en Acontecer

El joven Jonathan Hernández Guillermo, de 16 años de edad, fue beneficiado por la fundación Operación Milagro de Ramos Arizpe, por medio de la cual se le realizó una cirugía para recuperar la vista que gradualmente estuvo perdiendo desde su niñez y que hasta la fecha había estado tratando con diferentes especialistas sin obtener éxito alguno.

La madre de Jonathan, Samantha Guillermo, afirmó que fue gracias a una publicación de ACONTECER como se enteraron de la fundación que gestionó la operación a muy bajo costo en la ciudad de Monterrey.

“Mi hijo ya no veía casi nada con el ojo izquierdo y con el otro veía muy poco. Visitamos a cuatro oftalmólogos porque no nos convencían los diagnósticos que nos daban e incluso en Monterrey nos dijeron que era necesario un trasplante de córnea que costaba 150 mil pesos. Sin embargo nosotros nos enteramos de la fundación por medio de este periódico e inmediatamente nos comunicamos. La atención que nos dieron fue muy rápida y en tres días mi hijo ya estaba en su operación”, expresó la madre.

El problema que Jonathan padecía lo obligaba a aumentar la graduación de sus lentes frecuentemente, lo que representaba un gasto para la familia y un riesgo de perder la vista por completo.

“Desde niño comenzó a utilizar lentes y cada vez debía aumentar su graduación. Llegó un momento en el que su graduación era demasiada y los doctores le dijeron que su vista iba a ir disminuyendo hasta perderla por completo. El apoyo que nos dio la fundación fue la gestión de una operación que se llama cross linking, con la que se evita un trasplante de córnea. En lugar de pagar los 150 mil pesos, sólo pagamos 18 mil para que mi hijo se recuperara”, dijo.

A menos de una semana de su cirugía, Jonathan Hernández ya percibe la diferencia en sus ojos y aseguró que ahora podrá dedicarse mejor a sus estudios porque antes se le dificultaba por su enfermedad.

“Yo me siento mucho mejor con el hecho de que ya estoy recuperando mi vista. Soy estudiante de preparatoria y antes de esto se me complicaba mucho ver los apuntes o lo que escribían los profesores en el pizarrón. Tenía que pedirle apoyo a mis compañeros pero ahora lo podré hacer sin problemas”, comentó Jonathan.

“Quiero agradecer a la fundación porque nos abrieron puertas que no teníamos contempladas y ojalá que más gente se entere para que puedan ser apoyados también. Además de que nos apoyaron para que el costo fuera mínimo para mis padres, la atención en un tiempo muy corto para que mi enfermedad no siguiera creciendo”, finalizó. (ROBERTO FRÍAS)