Search
viernes 17 noviembre 2017
  • :
  • :

ACONTECER

POR RELATOR 

VA POR LA ALCALDÍA 

Este martes estuvo de manteles JERICÓ ABRAMO MASSO, el cual, según se supo, está preparando un festejo de cumpleaños, posiblemente para éste fin de semana.

Jericó sigue con la mira puesta en la alcaldía de Saltillo, y no oculta su intención de contender el próximo año; méritos los tiene, y bastantes. Falta ver nada más lo que decidan en su partido.

EL PROBLEMA DEL PRI

Y es que el PRI tiene un agradable problema en Saltillo: para el próximo año, le sobran tiradores de calidad. Está por supuesto el propio Jericó, quien ya fue alcalde, y lo hizo muy bien. Pero además, está latente y abierta la posibilidad de que MANOLO JIMÉNEZ pueda ir por la reelección. Los resultados que obtuvo en la pasada elección, son su mejor carta de presentación. Y si con ellos dos no fuera suficiente, apuntado para lo que se ofrezca está también PANCHO TOBÍAS, otro que sin duda le garantiza el triunfo al tricolor.

Caso contrario ocurre en Torreón y Monclova, municipios en dónde el PRI tendrá que remar contra corriente y seleccionar con mucho cuidado a sus candidatos (as), si es que quieren tener la posibilidad de recuperar esos gobiernos.

En Torreón surge cada vez con mayor fuerza el nombre de JORGE LUÍS MORÁN, quien, como alcalde interino, ha hecho muy bien las cosas en el tiempo que le ha tocado suplir a MIGUEL RIQUELME. Sin embargo, no hay que descartar a TOÑO GUTIÉRREZ JARDÓN, otro funcionario que ha sabido cumplir su encomienda y que por su perfil empresarial pudiera ser un buen candidato.

Y en Monclova, la única carta ganadora del PRI es MELCHOR SÁNCHEZ, siempre y cuando los integrantes de los otros 400 grupos priistas que hay en ese municipio, dejen a un lado sus diferencias y entiendan por fin que la única forma de ganar es unirse todos en torno a un mismo proyecto. De lo contrario, una vez más le van a regalar la victoria al PAN.

SE HACE A UN LADO

 Llama la atención como, durante la reunión que MEMO ANAYA, LUÍS FERNANDO SALAZAR y BERNARDO GONZÁLEZ tuvieron con los Magistrados del Tribunal Electoral de Coahuila, el que acaparó todos los reflectores no fue el ahora ex candidato a la gubernatura, sino quien fuera su amigo, luego su enemigo, y otra vez su amigo, el senador dormilón.

Da la impresión de que Memo se está haciendo a un lado, para dejarle todo el protagonismo a Salazar, quien por cierto dio nuevas muestras de su habitual incongruencia, ya que, al término de la reunión con los Magistrados, tuvo la desfachatez de declarar que él está metido de lleno en el proyecto presidencial de RICARDO ANAYA, cuando hace apenas unos meses había calificado a éste de traidor y otras linduras similares.

Pero ahora resulta que, atendiendo a sus intereses personales, Salazar le da la espalda a MARGARITA ZAVALA y a todos los que lo apoyaron (ojo, esa no es una traición), para sumarse, muy convenientemente, a quien él estima que lo puede convertir el próximo año en candidato a la alcaldía de Torreón.

Pero, ¿y si no es así? Si Ricardo Anaya opta por apoyar a Zermeño, a Memo o alguien más, ¿lo va a llamar traidor de nuevo? ¿O quién es el traidor en este caso?

LA LIBRÓ DE NUEVO

En teoría, este miércoles 18 de octubre las autoridades norteamericanas deberían de estar dictando sentencia en contra de JAVIER VILLARREAL HERNÁNDEZ, pero por alguna extraña razón, una vez más difirieron la audiencia hasta el mes de enero.

Los gringos ya obtuvieron lo que querían. Al declararse Villarreal culpable de los cargos de conspiración para lavado de dinero y transportar dinero ilícito a los Estados Unidos, terminaron por quedarse con decenas de millones de dólares que Javier sustrajo de las arcas de Coahuila. Para ellos, tenerlo preso o no es lo de menos. Lo importante es quedarse con el dinero, y eso ya lo consiguieron.

paco1533@prodigy.net.mx