En riesgo finanzas de Saltillo

Ley de Ingresos de 2018 deja atado de pies y manos al próximo alcalde, aseguran

La propuesta de Ley de Ingresos para el año fiscal 2018, que fue aprobada por el Alcalde Isidro López Villarreal y los regidores panistas en Sesión de Cabildo, afectará  seriamente el desempeño de la siguiente administración municipal que encabezará Manolo Jiménez Salinas, quien no dispondrá de suficientes recursos para atender las necesidades de los saltillenses.

Regidores del Municipio de Saltillo señalaron que la actual administración dejará la deuda más grande en la historia de la ciudad, además de un Presupuesto de Ingresos menor al ejercido este año, lo que provocará una crisis financiera en la que rubros como la seguridad, obra pública y apoyos a personas en vulnerabilidad económica no contarán con recursos para operar en el 2018.

El Cabildo de Saltillo, en medio de protestas por parte de los regidores del PRI, el PRD y el PSD, aprobó un Presupuesto de Ingresos 62.7  millones de pesos inferior al ejercido durante este año, por lo que la siguiente administración iniciaría en medio de una parálisis financiera.

DEJA ACTUAL ADMINISTRACIÓN DEUDA DE 120 MILLONES Y SIN RECURSOS PARA PAGARLOS

En entrevista, la síndica del PRI, Bertha Castellanos Muñoz, así como los regidores Abraham Tobías Hernández, y Tomasa Vives Preciado, y el ex candidato independiente y próximo regidor, Alfonso Danao de la Peña, aseguraron que con la aprobación de dicha iniciativa, se deja atada de pies y manos a la siguiente administración, pues la propuesta contempla recursos por 2 mil 320 millones de pesos, monto que señalaron, se encuentra muy por debajo de los que se han aprobado en años anteriores.

“Nosotros estuvimos defendiendo un presupuesto de al menos 2 mil 500 millones de pesos, pero al final quedó solamente en 2 mil 320 millones. La ley de ingresos tal y como se votó es una ley irresponsable que está contemplando una cantidad inferior a la de años anteriores eso por un lado, pero además se está considerando la posibilidad de dejar una deuda de alrededor de 120 millones de pesos, pero sin el recurso para poder sufragar estos gastos. Indudablemente más que afectar a la administración, es afectar a la ciudadanía y afectar a los saltillenses”, manifestó Bertha Castellanos.

La síndica dijo que en la discusión de esta iniciativa debieron haberse contemplado las contrapropuestas que se hicieron para tratar de evitar que la siguiente administración se viera limitada en cuanto a recursos para iniciar con sus acciones y programas.

La Síndico del Ayuntamiento señaló que la deuda de 120 millones de pesos que dejará el gobierno de Isidro López a proveedores “ahorcará” las finanzas del municipio, ya que debido a la falta de pericia financiera  de la actual administración, el gobierno entrante tendrá que liquidar ese pasivo a 90 días.

“Tal y como quedó aprobada, los ingresos de esta ley son inferiores a aquellos con los que cerró el ejercicio 2016, según los históricos, porque aunque iniciaban conservadores, la historia nos demuestra que al final los ingresos resultaron siendo mayores a los que originalmente se presupuestaron. Siendo esta administración que inicia solamente de un año, considerábamos muy importante que se previera la posibilidad de que quedaran ingresos razonables para que se pudieran ejercer de una manera adecuada en la siguiente administración, pero no solamente, insisto, se dejaron bajos los ingresos, sino que además se contempla una deuda para la que no hay recursos para pagarla”, dijo Bertha Castellanos.

ACTUA ISIDRO CON DOLO EN DEUDA Y PRESUPUESTO; ABRAHAM TOBÍAS

Por su parte, Abraham Tobías calificó como lamentable la aprobación de esta iniciativa que dijo, más que afectar a la próxima administración, afecta directamente el bienestar de los saltillenses.

“La intención es dejar amarradas las manos de la siguiente administración y se ve que están actuando con dolo y por cuestiones políticas. Nosotros sabemos que las intenciones de Isidro es volver a ser candidato y lo hace en ese afán de amarrarle las manos al próximo alcalde de Saltillo, y el problema no es una cuestión o un asunto político, sino que frenamos el crecimiento de Saltillo, que es una gran ciudad”, señaló el regidor priísta.

Señaló que con esta Ley de Ingresos se llevará al precipicio las finanzas de Saltillo y se pondrá en riesgo la estabilidad del Gobierno Municipal al contar con menos recursos que los que ejerció este año.

Detalló que la Ley de Ingresos aprobada por los regidores panistas contempla cero recursos para diversos rubros de seguridad, lo que dejaría vulnerable al municipio ante las fuerzas del mal que tanto afectaron a la ciudad en el pasado.

Asimismo, la regidora del Partido Socialdemócrata (PSD) Tomasa Vives Preciado, dijo que la disminución en los recursos que se observa en la Ley de Ingresos para el año fiscal 2018, podría traer afectaciones en rubros importantes como la seguridad.

“Pues sí traerá afectaciones esta iniciativa definitivamente porque son 62 millones de pesos menos, la verdad es que sí se ocupan esos dineros. Todos hemos visto las necesidades que tiene Saltillo, entonces claro que hace falta ese recurso. Se quedó en un presupuesto corto, la verdad, que pues, aunque la administración vaya a ser de un año, tienes que llegar implementando acciones y demás, aunque le vayan a bajar recursos de la Federación, siempre se ocupa dinero, y más en el rubro de seguridad”, declaró la regidora.

PRESUPUESTO DE ISIDRO, UN GRAN PROBLEMA PARA SALTILLO: DANAO

Por su parte, el ex candidato a la alcaldía de Saltillo, Alfonso Danao de la Peña, quien se desempeñará como regidor en la siguiente administración municipal, reconoció también la disminución de este presupuesto como “un gran problema” que habrá de mermar los esfuerzos del próximo alcalde para atender a la población de esta capital.

“Sí es un gran problema, ya que el presupuesto va a limitar mucho a la administración que está por iniciar. Además, los pasivos que también está dejando la administración saliente van a mermar la capacidad del gobierno municipal que iniciará el 1 de enero próximo para hacer frente a diferentes compromisos”, dijo el próximo regidor.

“Definitivamente se está poniendo complicado, creo que esto debió ser objeto de una revisión más minuciosa, en la que se involucrara incluso a los cabildos entrante y saliente para definir entre ambos la mejor propuesta para la Ley de Ingresos de 2018”, agregó el Poncho Danao.

UNA LÁSTIMA DEUDA Y PRESUPUESTO: IP

A nombre de los industriales del sureste de Coahuila, Jaime Guerra Pérez, vicepresidente nacional de la Región Centro- Norte de CANACINTRA, dijo esperar que el presupuesto aprobado dentro de la Ley de Ingresos para el ejercicio fiscal 2018, no haya sido aprobado con base en motivos partidistas, o con alguna estrategia relacionada con el proceso electoral del próximo año.

“Todos estamos para ver por el bien de Saltillo, no para ver por el bien de un partido en particular, esperamos que lo que se haya aprobado sea por el bien de Saltillo y que no sea una estrategia partidista, porque sabemos que desgraciadamente hay elecciones el próximo año, es una lástima porque creo que en un año no se podrán concretar muchas cosas, sin embargo sé que Manolo está trabajando desde hace varios meses y tiene que estar preparado para que el día primero de enero arranque fuerte con trabajo…creo que no se merece Saltillo que por temas partidistas se vaya a afectar a la ciudad, pero sé que Manolo va a hacer muy buen papel”, señaló el directivo.

 

ADMINISTRACIÓN ACTUAL RECIBIÓ CUENTAS SANAS CON SALDOS A FAVOR

Según consta en la Cuenta Pública Anual del Ejercicio 2013, que recibió la actual administración encabezada por Isidro López Villarreal y dejada por la administración de Jericó Abramo Masso, la deuda pública fue entregada en ceros.

En cuanto al ‘pasivo a corto plazo’ la administración 2010-2013 dejó cuentas por pagar por 80 millones 414 mil 540 pesos y 25 centavos, sin embargo, en el activo circulante, es decir, el dinero disponible para saldar estas cuentas, Jericó Abramo dejó cuentas de cheques en Bancos por 84 millones 117 mil 732 pesos y 67 centavos.

Es decir, la administración 2014-2017 heredó un saldo a favor por 3 millones 703 mil 192 pesos y 42 centavos. (ÁNGEL AGUILAR)