HASTA PRONTO

SILVIA CECILA DE LA PEÑA GARIBAY

 Mil árboles que crecen hacen menos ruido que uno que se derrumba.

Mil árboles que durante tu vida estuviste plantando, que crecen día con día, que han dado, y que seguirán dando frutos. Hoy el más importante de ellos se derrumbó, pero su legado permanece y permanecerá por siempre. Un pedazo de tu vida queda depositado en cada semilla que plantaste, en cada árbol que sigue creciendo. Hoy nos dejas físicamente, pero yo te seguiré sintiendo en cada brisa, te seguiré viendo crecer en cada árbol y seré testigo de tus frutos.

Gracias por enseñarnos todo lo que puedes lograr si tan sólo tienes voluntad para ello.

“Esa semilla que crees ínfima, contiene un árbol, que contiene un bosque.”

 

Hasta pronto abuelito…