Search
martes 12 diciembre 2017
  • :
  • :

EN EL TINTERO

Jessica Rosales 

Reprobados 

Mucho cacarean el trabajo legislativo diputados federales y senadores por Coahuila, ¿pero tenemos la certeza de que realmente desquitan los altísimos sueldos que perciben en el Congreso de la Unión? Afortunadamente organismos civiles se han dado a la tarea de evaluar la productividad y trabajo de nuestros representantes.

Si cada uno de los 500 diputados percibe un salario mensual de 148 mil pesos y los 128 senadores un ingreso aproximado de 170 mil al mes, lo lógico es que la productividad sea la misma o similar.

Vaya sorpresa que nos llevamos con la evaluación que realizó Borde Político en la que tanto legisladores del PAN como del PRI por Coahuila están prácticamente reprobados, esto sin considerar los pésimos resultados de otras entidades.

De acuerdo al análisis del organismo sólo 12 de los 128 senadores obtuvieron resultados satisfactorios tras evaluar sus iniciativas, puntos de acuerdo, asistencias, rol político, influencia en redes sociales y 3 de 3. ¿Cómo le digo? Ni de panzazo.

Uno de los peor evaluados es el senador del PRI, Tereso Medina, quien no ha presentado una sola iniciativa en dos años de gestión, recordemos que entró en sustitución de Braulio Fernández, pero eso no significa que no sea tiempo suficiente para impulsar al menos una iniciativa. Su calificación es de 11 puntos en una escala del 0 al 100.

Otro con bajo rendimiento es el senador del PAN, Luis Fernando Salazar, quien en cinco años presentó sólo 3 iniciativas y 14 puntos de acuerdo, con lo que obtuvo una calificación de 26.

Y aunque no obtuvieron resultados satisfactorios, las mujeres sobresalen por encima de sus compañeros coahuilenses, hablamos de la panista Silvia Garza Galván con 57 puntos y la priista Hilda Flores Escalera con 37, ambas con un importante número de iniciativas y puntos de acuerdo presentados.

En el caso de los diputados federales, los peor calificados son la panista Karla Osuna con 24 puntos y el priista Armando Luna Canales con 21. Las priistas Guadalupe Oyervides y Ana María Boone ni siquiera aparecen en la evaluación, porque andaban en otros menesteres electorales.

El que más sobresale en la gestión legislativa es el priista Jericó Abramo Maso con 50 puntos, le sigue Flor Rentería con 41, Refugio Sandoval con 39, Francisco Saracho con 33 y el panista César Flores con 25, sólo un punto por arriba de su compañera de partido. Aun así también están reprobados.

Para que les dé un poquito de pena, la priista Edna Dávalos hizo más en 4 meses que algunos de sus compañeros en dos o cinco años, impulsó 11 iniciativas, más que Karla Osuna, César Flores, Luis Fernando Salazar y Tereso Medina, juntos. ¡Qué bárbaros!