El 85% de las viviendas en Dominica, dañadas por el huracán

 

La Organización Internacional de las Migraciones (OIM) está ayudando a encontrar alojamientos temporales para las familias de Dominica que se han quedado sin casa tras el paso del huracán María.

De las 26.000 viviendas que hay en Dominica, un 23% fueron destruidas por el paso del huracán, un 39% tienen daños graves y un 28% más han sido afectadas.

Ante esa situación, más de 2.000 personas están viviendo en albergues y el resto con amigos y familiares.

Además de ayudar en la coordinación de los alojamientos, la OIM está entregando luces solares, purificadoras de agua y kits de higiene.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, visitó Dominica el pasado domingo y quedó impresionado por la devastación. Guterres dijo que nunca había visto ningún otro lugar del mundo con bosques completamente arrasados.

Manifestó su apoyo y admiración al pueblo y al gobierno de Dominica por su “respuesta eficaz”, pero insistió en la necesidad que “la comunidad internacional reconoce plenamente que esta intensidad de huracanes y estas multiplicaciones de huracanes en el Caribe esta temporada no es un accidente. Es el resultado del cambio climático”.

“Ustedes no han contribuido al calentamiento global”, dijo al pueblo de Dominica, “pero aquellos que son responsables de lo que sucedió aquí, porque han estado contribuyendo al calentamiento global, necesitan detener esta tendencia”, afirmó al concluir su visita.

La Agencia de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha pedido 31,1 millones de dólares para ayudar a 65.000 personas, el 80 por ciento de la población de la isla, durante tres meses. (CINU)