Search
domingo 17 diciembre 2017
  • :
  • :

Cuba recuerda al “Che” 50 años después de su caída en Bolivia

Cuba recordó este domingo al mítico guerrillero cubano-argentino Ernesto “Che” Guevara con un acto en el que el primer vicepresidente, Miguel Díaz Canel, destacó el ejemplo histórico del combatiente revolucionario, caído en Bolivia hace 50 años.

“El ‘Che’ no ha muerto como querían los enemigos, su figura se agiganta en el tiempo y las nuevas generaciones reconocen su paradigma de revolucionario”, dijo Díaz Canel en el acto al que asistió el presidente cubano Raúl Castro, en la central ciudad de Santa Clara, unos 300 kilómetros al este de La Habana.

Poco antes de iniciarse el acto, al que asistieron unas 70 mil personas, Castro, acompañado por varios dirigentes estatales y partidistas, guardó respetuoso silencio, y después colocó una rosa blanca ante el nicho que contiene los restos de Guevara en el Mausoleo aledaño a una colmada plaza.

En ese sitio se encuentran los restos de Guevara y de 30 de sus compañeros, aunque otros tres están fuera de Cuba por petición de los familiares, y cinco aún no han sido hallados.

Díaz Canel destacó que “la epopeya que escribiera el Comandante y su pequeño pero aguerrido ejército internacionalista en los 11 meses en Bolivia, adquirió una transcendencia universal y conmueve hoy a los hombres y mujeres del mundo”.

“Fue un buscador incesante de las verdades y razones para defender y avanzar en la construcción socialista, además de jefe y guerrillero, fue un pensador revolucionario, un humanista, un intelectual; comprendió la necesidad de reflexionar sobre la revolución, el socialismo, la sociedad y el hombre en Cuba”, subrayó.

El dirigente cubano apuntó que Guevara “fue vilmente asesinado, pero de aquellos que lo hicieron la historia sólo recuerda su cobardía; en cambio, su ejemplo colosal perdura y se multiplica a diario”.

Destacó que “el ‘Che’ nos enseñó que el presente no puede convertirse en el retorno del pasado, y que para construir el futuro debíamos estar siempre unidos”.

En otro orden de ideas, el primer vicepresidente reiteró el respaldo de la isla al mandatario venezolano Nicolás Maduro, y a la Revolución Bolivariana, “blanco de una guerra política, económica y mediática orquestada por fuerzas imperiales”.

“Fieles a nuestra vocación internacionalista, una vez más reiteramos la solidaridad incondicional de Cuba al pueblo bolivariano y chavista, a la unión cívico-militar, y al gobierno que encabeza el presidente, Nicolás Maduro”, dijo Díaz Canel.

La Habana y Caracas mantienen una estrecha relación económica y política, desde que el ahora fallecido presidente venezolano Hugo Chávez asumió el poder en febrero de 1999.

Denunció que “en la hermana Venezuela, intereses políticos y económicos imperialistas tratan de impedir el ejercicio de la libre determinación del pueblo”, y acusó de Estados Unidos de lanzar “constantes amenazas” y aplicar “injustas sanciones” contra Venezuela.

“La historia nos enseña que cuando un proyecto revolucionario social justo y más humano se pone en marcha, enseguida tropieza con enormes dificultades, entre ellas, fuertes presiones económicas, diplomáticas, campañas mediáticas de desprestigio y difamación”, ahondó el dirigente cubano.

“Así se paga el precio por desafiar el sistema capitalista y al orden imperial cuando se pretende que el pueblo sea dueño de sus riquezas naturales”, subrayó Díaz Canel.

Más adelante, aseguró que Cuba no hará concesiones inherentes a su soberanía e independencia, ni negociará sus principios, ni aceptará condicionamientos.

“Los cambios necesarios en Cuba los decidimos nosotros”, subrayó.

“Algunos voceros y medios de comunicación se prestan a divulgar insólitas patrañas sin evidencia alguna, con el perverso propósito de desacreditar la impecable actuación de Cuba”, dijo Díaz Canel.

El dirigente cubano afirmó que “esos acontecimientos son una clara muestra de lo que nos alertaba el ‘Che’, que no se puede confiar ni un mínimo en el imperialismo, nada”.

Las relaciones entre La Habana y Washington, que se restablecieron en julio de 2015, viven hoy un momento de enfriamiento, tras la denuncia norteamericana de que más de una veintena de sus diplomáticos sufrieron supuestos ataques acústicos en La Habana, entre 2016 y agosto de este año.

Washington decidió sacar a más del 60 por ciento del personal de su embajada en La Habana y suspendió indefinidamente sus servicios consulares, y al mismo tiempo expulsó a 15 diplomáticos cubanos acreditados en Washington.

Cuba, que niega responsabilidad en esos ataques, calificó las medidas de precipitadas por no haber pruebas concluyentes de lo sucedido.

El acto de Santa Clara es el primer homenaje al “Che” en Cuba sin Fidel Castro, su jefe y amigo, quien murió en noviembre pasado.

Fidel Castro instituyó en 1967, el 8 de octubre, como el día del “Guerrillero Heroico”, y convirtió al “Che” en símbolo del hombre nuevo que ambos intentaron forjar. (XINHUA)