Search
domingo 19 noviembre 2017
  • :
  • :

‘Irma’ deja devastación y crisis humanitaria en Florida y La Habana

Estados Unidos.- El potente huracán Irma ha perdido fuerza a medida que avanza por la costa oeste de Florida  hacia el norte,  pero a su paso dejó una “crisis humanitaria” en los Cayos, devastación y la amenaza de peligrosas marejadas. El Huracán azotó Florida como una bestia de gran anchura, pero no como el terrible monstruo gestado inicialmente, sin embargo, la Habana, Cuba,  quedó irreconocible tras su paso por la costa norte.

Antes de que azotara Florida, el huracán Irma impuso todo tipo de marcas por su fuerza bruta después de causar destrozos en islas del Caribe e inundaciones en los cayos del estado.

Debido a los embates de Irma -apenas después del diluvio de Harvey en Houston- Estados Unidos fue afectado por primera vez por dos tormentas de categoría 4 en el mismo año.

Antes, el martes, fue la tempestad más poderosa registrada sobre mar abierto en el Atlántico.

Pero a medida que la tormenta, que en un momento tuvo categoría 5, se acercaba a territorio continental de Estados Unidos perdió un poco de fuerza después de su paso por la costa norte de Cuba.

Los vientos bajaron a 185 kph, aún muy potentes, cuanto Irma tocó tierra en la isla Marco, en la península de Florida, todavía como un huracán peligroso y grande, aunque ya no arrastraba los de 297 kph (185 mph) del martes, cuando se convirtió en la tormenta más poderosa en mar abierto en el Atlántico.

LA HABANA FUERTEMENTE AFECTADA POR IRMA

La Habana.- La capital cubana quedó irreconocible tras el paso del huracán Irma por la costa norte de la nación caribeña.

El fuerte huracán, que osciló a su paso por la isla entre las categorías 3 y 4 de la escala Saffir-Simpson, empezó a hacerse sentir en La Habana desde la tarde del sábado con fuertes vientos y en las primeras horas de este domingo desató su furia.

Aunque el centro del huracán no tocó La Habana, su fuerza inusitada derribó miles de árboles y postes del tendido eléctrico, además de desprender techos y causar daños considerables en centros turísticos, a la vez que dejó totalmente sin electricidad a toda la ciudad.

Equipos de bomberos y personal de la Cruz Roja pasaron la noche del sábado y el domingo con el rescate de personas en sus viviendas en el centro de La Habana, mientras que el mar penetraba con furia y provocaba serias inundaciones.

“Las inundaciones han sido apoteósicas, y hay un montón de trabajadores de rescate y de la Cruz Roja para cooperar con la gente, y tratar de hacer que las cosas vuelvan a la normalidad”, dijo a Xinhua, Fidel Martínez, un cubano que fue evacuado por las inundaciones.

En el malecón habanero, la famosa avenida que transcurre paralela al mar, las olas causaron inundaciones nunca vistas por las autoridades de la ciudad ni sus habitantes. (EXCELSIOR / XINHUA)