Search
sábado 18 noviembre 2017
  • :
  • :

ACONTECER

POR RELATOR 

NO QUE NO 

El gobernador electo de Coahuila, MIGUEL ÁNGEL RIQUELME, fue recibido este jueves en Los Pinos por el Presidente ENRIQUE PEÑA NIETO, con lo cual se murieron todos los rumores que desde hace días circulaban, en el sentido de que Peña Nieto no lo había recibido, como si lo hizo con los gobernadores electos del Estado de México y de Nayarit, ante la posibilidad de que la elección en Coahuila fuera anulada.

Peña Nieto lo felicitó por su triunfo, y le manifestó su deseo de trabajar juntos por el bien de Coahuila. ¿Así o más claro? Veremos ahora que dicen los rumorólogos agoreros del desastre; porque lo cierto es que los que le apostaron a la anulación, ahora si se quedaron sin argumentos.

SE ROMPIO EL ACUERDO

A esto súmele usted el rompimiento de esta semana de RICARDO ANAYA con el gobierno federal, ante el anuncio del PAN de que sus legisladores no piensan avalar el pase automático del Procurador General de la República, para convertirse en Fiscal General durante un periodo de nueve años consecutivos; es decir, lo que resta del actual sexenio, todo el siguiente, y casi la mitad de uno más, sin importar que partido o cual candidato gane la Presidencia de la República.

El senador priista EMILIO GAMBOA había revelado hace algunos día que el PAN estaba intentando negociar darle para adelante a esa propuesta del pase automático, a cambio de que se anulara la elección en Coahuila. Pero por lo visto la negociación se rompió, de tal manera que, ahora más que nunca, la eventual anulación luce como un escenario que será prácticamente imposible que se concrete. 

JUBILACIONES 

Se confirma que pudiera ser tan pronto como la próxima semana, cuando los Magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Coahuila, GREGORIO PÉREZ MATA y MARTHA ELENA AGUILAR concreten el trámite de su jubilación, por lo que estarían dejando vacantes sus actuales cargos.

Un Magistrado más, ARMÍN VALDÉS TORRES, también estaría en la lista de próximos a jubilarse, pero en su caso aún no concluye los trámites respectivos.

NECESITA AYUDA

Desesperada, la esposa de Oscar Villegas, el policía municipal que aparece como presunto responsable de la muerte del Profesor Rafael Pérez Hernández, está solicitando el apoyo de las autoridades del Ayuntamiento de Saltillo para que le asignen un abogado defensor a su marido, para lograr al menos que la sentencia no sea tan larga.

Tienen tres hijos pequeños, uno de ellos con problema de sordera; uno más viene en camino, y no tienen dinero para pagar a un abogado particular. Si su defensa logra eliminar los agravantes de dolo y ventaja, la sentencia podría ser de 12 años, con posibilidad de salir antes; en cambio, si se suman los agravantes, la sentencia podría ser de más de 25 años.

El caso está en manos de la justicia, por supuesto. El homicidio ocurrió, y tiene que haber un responsable que pague por estos hechos. Pero aun así, el policía tiene derecho a defenderse para intentar al menos acortar su estancia en la cárcel. Lo que le hace falta, es un buen abogado.

SE CURA EN SALUD

Para evitar que en Coahuila pudiera ocurrir una tragedia similar a la del socavón de Morelos, el delegado de la SCT en el estado, JESÚS MARÍA MONTEMAYOR, ha venido recorriendo desde hace unos días, junto con personal de la CONAGUA, todas las carreteras y los puentes que cruzan con cauces de agua, para verificar que se encuentren en buen estado y libres de posibles obstáculos.

Chuma está haciendo las cosas con mucho cuidado, decidido a mantener vigente su carrera política, ya sea al frente de la SCT durante el tiempo que le resta a la actual administración federal, o bien en algún cargo al que pudiera incorporarse en el gobierno de Miguel Riquelme.

HISTÓRICO PROCESO

Acostumbrados a que la Iglesia los protegía siempre, y a que los gobernantes no querían tener problemas con las jerarquías católicas, muchos sacerdotes en México han conseguido salir impunes cuando han sido acusados de cometer actos de abuso sexual en contra de menores de edad.  Muchos otros, ni siquiera fueron denunciados, ya sea por temor de sus víctimas, o porque los padres de éstos no les creyeron, o no quisieron exponerse a un acto de represalia.

Por eso el hecho de que el sacerdote Juan Manuel Riojas, más conocido como el Padre Meño, haya sido vinculado a proceso por una juez en Piedras Negras, es sin lugar a dudas un acontecimiento histórico no solo en el estado, sino en todo el país.

Falta todavía que concluya el proceso, y en su caso, que se dicte una sentencia ejemplar. Falta además que se puedan capturar a los otros dos sacerdotes, que, encubiertos por el Obispo de Saltillo, consiguieron huir. Pero por lo pronto, se ha dado un paso muy importante, para castigar a los culpables de estos aberrantes hechos, y para evitar que en el futuro se vuelvan a presentar situaciones similares.

paco1533@prodigy.net.mx