El GIS en riesgo por renegociación del TLCAN

SONY DSC

 

Ciudad de México.- Este miércoles inicia la primera ronda de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), del que dependerá el futuro de las exportaciones que realizan muchas empresas mexicanas a Estados Unidos.

Aunque algunas firmas no están expuestas a la aplicación de aranceles -ante posibles cambios al Tratado- al fabricar productos en ese país, otras que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) corren el riesgo al enviar sus mercancías de México a la Unión Americana.

Una investigación de El Financiero revela que al menos una decena de firmas se encuentran en la segunda condición: José Cuervo, Autlán, Altos Hornos de México (AHMSA), Grupo Bafar, Cydsa, Herdez, Grupo Industrial Saltillo (GIS), Grupo KUO, Lamosa y Proteak.

Estados Unidos significó en promedio 21 por ciento de los ingresos de estas empresas al primer semestre de 2017 y algunas de ellas han subido desde hace años su apuesta en ese mercado, ante la mejora que presenta el consumo y para tener una cobertura natural frente a sus adeudos en dólares.

En el caso de algunas de esas firmas, los adeudos en la divisa verde llegan a significar poco más de 90 por ciento de sus pasivos con costo.

Al primer semestre de 2017, el valor de las exportaciones totales de México sumó 197 mil millones de dólares, de los cuales 81 por ciento se obtuvieron de Estados Unidos, según datos del Banco de México.

“Reconocemos que existe un riesgo latente, pero confiamos en la continuidad del TLCAN como un bloque comercial importante a nivel mundial”, dijo Alejandro de la Barreda, director general de Grupo KUO.

La tequilera José Cuervo es la que más depende de lo que suceda con el Tratado, puesto que 71 por ciento de sus ingresos y 64 por ciento de su volumen de ventas provienen de Estados Unidos y Canadá.

“El presidente Trump declaró que su administración renegociará o se retirará del TLCAN. En caso de lo segundo, el gobierno mexicano podría implementar acciones en represalia. Los actos antes descritos podrían afectar de manera importante al grupo (Cuervo)”, alertó Juan Domingo Beckmann, CEO del grupo en el reporte anual de Cuervo.

En febrero la firma levantó 910 millones de dólares en la BMV para reforzar sus ventas en Estados Unidos, donde crece a una tasa promedio de 5 por ciento desde 2009.

Grupo Lamosa, fabricante de revestimientos y adhesivos, ve riesgos ante cambios al TLCAN, pues 33.5 por ciento de sus ingresos provienen de exportaciones, principalmente las enfocadas a ese país.

“Lamosa elevó significativamente sus ventas en el exterior, con presencia relevante en Estados Unidos y Canadá. La terminación del TLCAN podría afectar al grupo”, reconoció la firma. Gracias a las exportaciones, elevó en más de 50 por ciento sus ingresos en los últimos tres años.

En la Unión Americana, Autlán es el proveedor foráneo más importante en las ferroaleaciones necesarias para fabricar acero y líder en algunos productos mineros como el silicomanganeso. El 30 por ciento de sus ventas proviene del exterior, principalmente del vecino país del norte.

En tanto, GIS considera que la renegociación puede afectar a las naciones que representan su principal mercado en autopartes. Las exportaciones significaron 29.4 por ciento de sus ingresos al primer semestre del 2017.

“Autopartes fue la columna vertebral en el crecimiento de GIS, para lo cual realizó importantes inversiones”, dijo la empresa.

El 22.9 por ciento de las ventas de KUO dependen de Estados Unidos, a donde envía alimentos, plásticos y autopartes. Además, ya evalúa la apertura de una planta de ensamble de piezas en ese país, donde tiene la mayoría de sus clientes.

LAS EMPRESAS CON MENOS DEPENDENCIA

​AHMSA, Herdez, Proteak, Cydsa y Bafar están menos expuestas que las anteriores a cambios del TLCAN, pues el país gobernado por Trump pesa entre 0.5 y 9.4 por ciento en sus ingresos consolidados.

Sin embargo, analistas destacaron que es relevante para estas firmas competir en uno de los mercados más dinámicos del mundo y que además ofrece ingresos en dólares.

“Las empresas no van a buscar los ingresos en dólares, sino a participar en una de las economías más importantes del mundo, que secuencialmente tendrán ingresos en dólares y les ayuda”, dijo Rafael Antonio Camacho, analista de Ve por Más.

AHMSA tiene una mina y una oficina comercial en la Unión Americana, mercado que pesa alrededor de 9.4 por ciento en sus ventas totales.

“Los acuerdos comerciales internacionales facilitan el acceso. No obstante, la habilidad de la firma para vender sus productos puede verse limitada ante la competencia”, dijo Alonso Ancira, presidente de la empresa ante inversionistas.

En Herdez, cerca del 5.5 por ciento de sus ventas depende de ese país, pese a quererse colocar como el máximo proveedor de alimentos para la cocina mexicana en el extranjero.

Proteak tiene 5 por ciento de sus ingresos totales en Estados Unidos; al tiempo que en Cydsa y Bafar pesan el 2.4 y 0.5, respectivamente. (EL FINANCIERO)