Search
jueves 21 septiembre 2017
  • :
  • :

EN EL TINTERO

EN SUSPENSO

JESSICA ROSALES

 

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral sesionó el pasado viernes por casi 10 horas continuas, aun así no fue suficiente para abordar todos los puntos de la orden del día.

El tema más esperado para Coahuila quedó en suspenso, luego de que el consejero presidente Lorenzo Córdova Vianello decretó un receso hasta este lunes a las 10:00 de la mañana en que se renovarán los trabajos del órgano electoral.

Será este lunes cuando resuelvan el dictamen de la Unidad de Fiscalización que anticipa el rebase de los topes de campaña tanto del candidato del PRI, Miguel Riquelme Solís, como del PAN, Guillermo Anaya Llamas. Los ajustes que realizó el INE este fin de semana son mínimos no cambian lo primordial: el exceso en gastos de campaña por arriba del 5 por ciento que marca la ley.

Sin importar lo que pase, el único impacto que tendrá la decisión de los consejeros será mediático, porque la posible anulación de la elección del pasado 4 de junio no está en sus manos. Dependerá de los criterios del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que, incluso, pueden diferir del Instituto y del Tribunal local.

Mientras tanto, el INE desechó la queja contra el PAN respecto al lavadero con tarjetas Banorte, aunque sigue la investigación de la FEPADE y la PGR. También declaró infundada una queja contra el PRI contenida en el punto 3.16 de la orden del día por exceso en gastos de campaña, esto provocó una gran molestia entre los seguidores de Acción Nacional que insistían en que la información era falsa sin querer darse cuenta que no se trataba del dictamen de la Unidad de Fiscalización sino otro tema similar.

El caso de la factura que supuestamente demuestra que el Gobierno de Coahuila desvió recursos del PRI, no tiene relevancia. En primer lugar quienes conocen los procesos del SAT saben que cualquiera puede emitir una factura a nombre de quien se le pegue la gana, incluso sin que el destinatario esté al tanto, la importancia radica en que ésta se pague.

El documento tiene claramente la leyenda de “cancelado” lo que significa que nunca se erogó el recurso de casi 70 mil pesos que aparece en el importe, incluso no descarte que la elaboración de dicha factura pudo ser una estrategia del adversario o ¿cómo se dieron cuenta de ese detalle? De existir un cheque o transferencia de pago por ese concepto habría una grave irregularidad, pero no lo hay; y aunque esto no le agrade al blanquiazul simplemente no se configura el delito a perseguir.