Rebasar tope de campaña no garantiza nulidad de elección: TEPJF

El rebase de topes de gastos de campaña en una elección no supone por sí mismo la nulidad de la elección, aseguró el magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), José Luis Vargas Valdez.

Ante la posibilidad de que se anule la elección de Coahuila, el magistrado estimó que anular los comicios e inhabilitar a los candidatos es la sanción máxima, la cual supondría la pena de muerte del sistema electoral.

Aseguró que para establecer la nulidad se requiere ponderar una serie de elementos e incluso podría solicitarle al Instituto Nacional Electoral (INE) volver a revisar algunos de los aspectos de la fiscalización.

“Sólo hasta que se tiene esa revisión y esa compulsa jurisdiccional, es cuando los juzgadores podemos hablar de que evidentemente se violó o no se violó ese tope constitucional, antes me parece que no hay posibilidad de poderlo anunciar o poderlo anticipar como se ha hecho”, criticó.

Consideró que no se puede adelantar una “inminente” anulación de la elección en alguna entidad del país, pues dijo que estas afirmaciones deben tomarse con reservas, al ser el tribunal el único con la potestad de tomar esta decisión.

En días pasados la Comisión de Fiscalización del INE aprobó el rebase de topes de gasto de campaña de los candidatos del PRI y PAN en Coahuila, lo cual de confirmarse en el consejo general abriría la posibilidad de una anulación, debido a que la diferencia entre el primer y segundo lugar fue de apenas del 2.5 por ciento.

Por su parte, el presidente del PRI, Enrique Ochoa Reza, acudió este martes, por segundo día consecutivo al INE para defender el triunfo de Miguel Riquelme en Coahuila.

Luego de visitar a la mayoría de los integrantes del consejo general, Ochoa aseguró que hasta el momento todos han sido muy receptivos a la información que ha presentado y en donde se acredita que no hubo rebase en los topes de gastos de campaña.

Aseguró que continuará visitando a los consejeros para que el debate del próximo viernes se dé, de manera informada y sobre todo considerando todos los elementos.

REBASE NO IMPLICA NULIDAD

El Magistrado electoral José Luis Vargas descartó que vaya a haber nulidades en automático en las elecciones donde hay un posible rebase en el tope de gastos de campaña por parte de los candidatos ganadores.

“Es un tanto irresponsable advertir que hay nulidades ya en el aire y que se tendrá inminentemente que pronunciar equis o ye Tribunal a señalar lo que una autoridad o incluso los medios de comunicación ya están diciendo como algo inminente y de lo cual no existe otra opción”, dijo.

Vargas, quien es integrante de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) señaló que se deben analizar todos y cada uno de los aspectos del proceso, de la legalidad y la constitucionalidad del proceso.

El Magistrado Vargas explicó que, para declarar la nulidad, se deben de tomar en cuenta distintos factores, como la determinancia y la gravedad de las infracciones.

Comentó que, de acuerdo a la Constitución, entre las causales de nulidad está el que se rebase en más del 5 por ciento el tope de gastos.

No obstante, refirió que, aunque se presente esa situación deben de tomarse en cuenta cuestiones que acrediten ser determinantes en el resultado de la elección, como el que la diferencia entre el primer y segundo lugar de la votación sea menor al 5 por ciento.

“Es decir, cuando hablamos de determinancia, a lo que estamos refiriéndonos es a que tienen que ser de la entidad suficiente que nos lleve a la compleja decisión de señalar que se afecta el voto válido sobre el inválido”, indicó.

“Lo que yo considero es que la sola referencia de la Constitucional rebase mayor al 5 por ciento insisto, no es declarativa y no es en automático, se tiene que ponderar a partir de una serie de criterios”.

Sobre la labor de fiscalización del INE, la cual ha resultado polémica porque realizó ajustes en los criterios del cálculo de gastos, el Magistrado mencionó que esa es una de las cuestiones que como Tribunal les tocará revisar.

“Los juzgadores tenemos que analizar cuáles fueron los valores que la autoridad fiscalizadora y por parte administrativa utilizó y si son los correctos y si fue exactamente ese porcentaje a partir de hacer las compulsas necesarias para poder arribar a la resolución, inclusive, para poder inclusive solicitar que haya algunos aspectos del proceso de fiscalización que ejerció la autoridad administrativa que debieran volverse a revisar por parte de dicha autoridad”, mencionó. (Con información de Milenio y Reforma)