Ocurrió en Saltillo, un cura lo violó, por eso lo mató en defensa propia

 

Obtendrá su libertad joven que dio muerte al padre Joaquín, al comprobarse que actuó en legítima defensa, afirman sus abogados

 Jesús “N”, el joven que en enero pasado dio muerte al sacerdote Joaquín Hernández Sifuentes, deberá recuperar pronto su libertad, ya que está plenamente demostrado que actuó en defensa propia, al asfixiar al religioso movido por el coraje una vez que se dio cuenta que estaba siendo abusado sexualmente por éste último. Lo anterior fue dado a conocer a EL HERALDO por los abogados penalistas Rodolfo Richards y Anabel Rodríguez, quienes tienen a su cargo la defensa de Jesús “N”.

En este momento, el acusado se encuentra recluido purgando una pena de cuatro años, sin embargo, los abogados se dijeron confiados en que, una vez que se presente la apelación respectiva, Jesús “N” podrá salir en libertad condicional al cabo de algunas semanas, ya que así se acordó tanto con los familiares de la víctima, como con los abogados que representan a éstos, pero aun así, la Juez que lleva el caso determinó mantenerlo en reclusión.

En entrevista, los abogados dieron a conocer que la noche en que ocurrieron los hechos, Jesús se encontraba ingiriendo bebidas embriagantes con el sacerdote, cuando posteriormente se quedó dormido en el transcurso de la convivencia.

Indicaron que momentos después, el acusado despertó y se dio cuenta de que estaba siendo ultrajado por Hernández Sifuentes, lo cual ha quedado debidamente acreditado ante el juez.

Mencionaron que no se pudo determinar si al momento de encontrarse con el cura, Jesús ingirió algún narcótico que le haya sido colocado en la bebida ya que al momento de realizarse las pruebas periciales, ya había transcurrido mucho tiempo a partir de que habían ocurrido los hechos, sin embargo, se mantiene la presunción de  que su defendido probablemente haya sido sedado antes de la violación.

“Al ver que estaba siendo abusado sexualmente, obviamente siente coraje, reacciona de una forma agresiva como lo determinó el perito y empieza a querer zafarse de ese abuso, trata de defenderse, el sacerdote lo toma de los testículos, lo aprieta y no le permite que se mueva, por lo que Jesús, en un intento por defenderse lo toma del cuello y lo estrangula”, menciona la licenciada Anabel Rodríguez.

La penalista recordó que en el juzgado se determinó efectivamente que el homicidio se debió a una “emoción violenta” de Jesús, debido a que fue provocado para que reaccionase de esta forma.

“En este caso existen beneficios por el tipo de delito, llegamos a un acuerdo de un juicio abreviado con los familiares de la víctima, hicimos un acuerdo reparatorio, incluso se acordó el monto de la reparación del daño, se acordó la pena y se acordó el otorgamiento del beneficio”, menciona el licenciado Rodolfo Richards.

El abogado manifestó que se había acordado para Jesús una sentencia de cuatro años de prisión, con un pago de diez días multa más la reparación del daño, que era una cantidad líquida a la familia, con el beneficio de la libertad condicional.

“Estamos seguros que si nos vamos a los términos legales podría salir en un mes y medio, la cuestión es la carga de trabajo de la sala, pero estamos confiados en que pueda salir en ese tiempo”, declaró.

Los defensores señalaron que para poder llegar a un procedimiento abreviado como en este caso, se requiere tener ciertos requisitos, entre ellos es ser primo delincuente, es decir, que no tenga antecedentes penales.

“Jesús cumplía con ese requisito y también se fijó el monto de la reparación del daño. De hecho los ofendidos, la mamá y el hermano (de la víctima) están completamente de acuerdo, además de que no hubo oposición por parte del Ministerio Público en que se trata de una persona que reaccionó como lo haría cualquier otra al verse abusado sexualmente”, agregó la licenciada Anabel Rodríguez. (ÁNGEL AGUILAR)