Search
lunes 11 diciembre 2017
  • :
  • :

Depresión y ansiedad, entre los principales motivos de consulta psiquiátrica

 

La práctica de deporte, la solidez en las relaciones sociales y una alimentación balanceada funcionan como elementos preventivos de estos padecimientos

Los trastornos afectivos, como depresión y ansiedad, se ubican entre los principales motivos de consulta psiquiátrica y tienen mayor prevalencia en personas del sexo femenino, a partir de la tercera y cuarta década de vida.

El especialista en psiquiatría, Christian Arellano Troncoso, adscrito al Hospital General de Zona (HGZ) No. 2, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS),  explicó que para una pronta recuperación de estos padecimientos, es importante que el paciente realice cambios en su estilo de vida y no se quede únicamente con la atención farmacológica.

Lo más importante es que hay aspectos esenciales que podrían funcionar como “protectores” o como preventivos para las enfermedades mentales, el primero  es la práctica de deporte, en lo posible al aire libre y el segundo la comunicación de las emociones.

Estrechar vínculos y fortalecer la relación con amigos o familiares también es fundamental, así como formar parte de un grupo, ya sea religioso, social, ambiental, etcétera.

Un tercer punto tiene que ver con la alimentación, es decir, llevar una dieta adecuada y una vida en balance favorece la generación de neurotrasmisores y del adecuado funcionamiento cerebral.

Añade que el tema de la salud mental, no es solamente proporcionar fármacos, pues aún y cuando el paciente los tome con puntualidad, es imprescindible modificar los aspectos desencadenantes de las crisis y realizar los cambios que sean necesarios en el estilo de vida.

En la ansiedad, los pensamientos y evaluaciones están relacionados con la amenaza, la sobrevaloración del riesgo y la minusvaloración de los propios recursos, por tanto, se centra en la prevención respecto al futuro para que no se produzcan ciertas consecuencias desagradables que se presuponen.

La depresión, se caracteriza porque existen sentimientos de  falla, pérdida o degradación, disminución de la actividad física y social (retraimiento y enlentecimiento de los movimientos), tristeza y dificultad para sentir placer, pérdida del sentido de la existencia, culpa inapropiada, baja autoestima e inferioridad.

Las enfermedades de la mente y las del cuerpo tienen un vínculo muy importante dado que una situación de tipo físico puede generar un problema emocional y viceversa, además de provocar descompensaciones en padecimientos previamente diagnosticados. (EL HERALDO)