Detectan propensión a adicciones en adultos mayores

La sensación de abandono, de improductividad y la desesperanza, son sentimientos que colocan a los adultos mayores en un alto grado de vulnerabilidad, de ahí que, igual que el extremo contrario de la vida, la adolescencia, se encuentren propensos a caer en fuertes problemas de adicciones, especialmente al tabaco y al alcohol.

“Su actitud es de ya estoy mal, ya para qué hacer algo, ellos mismos comentan que cuando falta actividad o se sienten solos fuman… hay pacientes que incluso llegan a darle personalidad al cigarrillo, mi compañero, mi amigo, había una paciente que decía que el cigarro era su forma de ponerse en contacto con Dios”.

Norma Alicia Pérez, directora del Centro de Integración Juvenil de Saltillo, relató lo anterior como parte de los testimonios que se han conocido en esta organización que atiende, a través de un convenio de subrogación de servicios, a pacientes de la tercera edad derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Es el médico familiar quien canaliza a los pacientes que además de tener su estado de salud deteriorado con padecimientos como diabetes, hipertensión o males cardiacos, poseen una fuerte adicción a las sustancias legales.

Sin embargo, pocos de ellos reconocen en el tabaquismo un factor de alto riesgo para agravar los padecimientos que ya poseen, “usan mucho la frase: de algo me he de morir, ya para qué me cuido”.

La atención que hasta ahora se presta en el CIJ Saltillo ha permitido detectar que son las mujeres en este grupo etario quienes tienen una mayor disposición a intentar dejar este tipo de adicciones, aún y cuando son las mujeres quienes en cigarrillos consumen una cantidad mayor, no así los varones quienes advierten una sensación de invasión a su vida al tratar de alejarlos del tabaquismo o alcoholismo.

Norma Alicia Pérez comentó que así como en la adolescencia no existe aún una definición del proyecto de vida, en el lado opuesto, en la edad de la jubilación se presenta la confusión y desesperanza, “ya acabé, y ahora en qué invierto mi tiempo”, de ahí que resaltara la importancia de programas de atención multidisciplinaria dirigidos a las personas de la tercera edad donde se mantienen activos  con actividades deportivas, culturales, artísticas, educativas”. (INFORNOR)