Sociedad tradicional funciona sobre el sufrimiento femenino: Amelia Valcárcel

 

Madrid, Esp .- Amelia Valcárcel tiene una amplia labor docente e investigadora: ha dirigido, coordinado y presidido seminarios y congresos, y ha participado en diferentes proyectos de investigación sobre filosofía, valores y posición de las mujeres. Como consecuencia de su compromiso con lo público, ha desempeñado diversos cargos: en el 2006 fue nombrada Consejera de Estado y desde el 2008 pertenece a la Comisión de Estudios del Consejo de Estado. Es, también, Vicepresidenta del Real Patronato del Museo del Prado desde 2004 y Jurado del Premio Princesa de Asturias.

En 2015 fue incluida en la lista de las y los 50 intelectuales iberoamericanos más influyentes, elaborada por es global de la Fundación para las Relaciones Internacionales y el Diálogo Exterior (FRIDE).

Su vida académica tiene dos vertientes: filosofía y feminismo.

A propósito de su participación en las IV Jornadas Clara Campoamor “Voluntad común y Agenda feminista”, de la Escuela de Pensamiento Feminista Clara Campoamor de Fuenlabrada, Tribuna Feminista aprovecha para charlar con ella sobre igualdad y agenda feminista.

Tribuna Feminista: ¿Cómo ve Amelia Valcárcel el Feminismo para las mujeres del Siglo XXII, dada la situación actual?

Amelia Valcárcel: El siglo XXII está aún muy lejos; ya me conformaría con saber qué va a pasar en el S. XXI, el S. XXII está muy lejos y no lo sabemos.

En el momento actual de la globalización hay un mix planetario; lo que vaya a resultar dependerá mucho de la violencia y de poder evitar la violencia en ese momento global, donde hay retos enormes.

Las mujeres sólo pueden disfrutar de una vida semidigna en democracias, en sociedades abiertas donde la violencia esté muy rebajada. Si esas condiciones planetariamente no se dan, es evidente que la sociedad tradicional funciona sobre una masa de sufrimiento femenino aceptado por todo el mundo, y eso hace que esas sociedades sean infelices.

No conocemos cómo es una sociedad auténticamente libre; lo que sí estamos viendo, y lo que me preocupa, son los constantes usos perversos que se están dando del término libertad. Estamos viendo cómo el Feminismo, hijo no querido predilecto de la Democracia, depende de que la Democracia cumpla sus propios fines.

TF: Y sobre esos fines de la Democracia, ¿por qué no quieren las Democracias que el Feminismo sea la hija predilecta?

AV: Cada vez lo dicen más; el problema es que una vez que una cosa empieza a tener el buen nombre, y el Feminismo lo empieza a tener, lo que te van a surgir son troyanos; esto es, cosas que se llamen feminismo y no lo sean, aprovechar el buen nombre y si es posible, torpedearlo desde dentro. Porque el Feminismo sigue teniendo muchos enemigos: en nuestra sociedad occidental el feminismo pone en cuestión muchas cosas y eso hay mucha gente a la que no le gusta.

Para muchos, Occidente es un mundo aberrante sencillamente porque es Feminista; decir, de boquilla, que mujeres y hombres valen lo mismo, es una verdad aceptada, nadie en su sano juicio se atrevería a decir que los varones son mejores que las mujeres. Esto para nada quiere decir que no haya gente que lo piense, como todavía hay gente que dice que la tierra es plana.

TF: Para poder conseguir que mujeres y hombres descubran el Feminismo, ahora que se está celebrando el día del libro, ¿qué libro o libros nos recomendaría?

AV: Depende de para qué tipo de auditorio. Libros feministas, los directamente feministas, cualquier clásico es interesante, libros actuales, aquellos que hablan de algo particular.

TF: ¿Y para mujeres que estén viendo que el feminismo es una forma de vida?

AV: Para ese caso hay que ir a libros muy claros. El Feminismo no siempre se descubre en libros feministas. Las mujeres también tenemos derecho a divertirnos y muchas veces la mayor parte de los libros que vas a leer van a ser agresivos, sin querer serlo… vas a descubrir que el patriarcado va a estar presente en toda la teoría.

Y aunque es difícil, en este propio ayuntamiento (de Fuenlabrada) se editaron unos libros Palabras para regalar… que están muy bien para tareas de iniciación en el Feminismo.

 

Entrevista de María Delgado y Sonia Lamas.

*Este artículo fue retomado del portal de la revista feminista Tribuna Feminista. (EL HERALDO)