Search
sábado 18 noviembre 2017
  • :
  • :

EN EL TINTERO

JESSICA ROSALES 

Tarde pero sin sueño

 

“Tarde pero sin sueño” y “Más vale tarde que nunca”, son las frases que se utilizan para justificar la impuntualidad de una persona, ya sea para llegar a un lugar o para cumplir con un compromiso previamente establecido.

Pero ninguna de estas frases justifica la tardanza del Instituto Electoral de Coahuila para implementar el programa “Candidato Transparente” que, primero, se anunció desde marzo y, segundo, es de gran relevancia para el proceso electoral que vive Coahuila.

El consejero electoral, Gustavo Espinoza Padrón, anunció desde el 16 de marzo pasado que en Coahuila el 2 de abril el Instituto Electoral en conjunto con el Instituto Coahuilense de Acceso a la Información pondría a disposición una plataforma digital para que los 534 aspirantes a los diferentes cargos de elección popular difundan información.

Estamos por llegar casi a la mitad del tiempo establecido para el periodo de campaña y hace solo dos días se puso en marcha este programa. Además, como se acaba de notificar a los candidatos y partidos políticos, todos gozan de otro plazo para cumplir con la publicación de sus datos.

Sería un milagro si los electores logran ver publicada en esta plataforma el 100 por ciento de la información de los más de 500 candidatos antes del 4 de junio próximo.

La campaña “Candidato Transparente” pone a prueba la disponibilidad de cada uno de los personajes que buscan el voto ciudadano. Subir o no la información deberá ser un factor para que los ciudadanos analicen y evalúen a cada uno de ellos. ¿Cumplen con la información? ¿Qué tanto están dispuestos a transparentar?

Pero cómo criticar a los aspirantes a los diferentes cargos de elección popular si el propio Instituto no otorgó oportunamente las herramientas necesarias para que cumplan con esta disposición que, por cierto, es de voluntades.

Los partidos y candidatos pueden subir en la página web  http://candidatotransparentecoahuila.org.mx  su plataforma política, propuestas, y datos adicionales como una responsabilidad exclusiva de los aspirantes, pero si no lo hacen no pasa nada porque no es obligatoria.

A diferencia de la información respecto al gasto de los recursos públicos, en el tema de la transparencia los candidatos tienen una obligación moral pero no legal, y es por eso que para la delincuencia organizada es mucho más fácil infiltrarse en los gobiernos y estar cercanos al poder.

Aunque se contabilizan sólo un par de días desde que el Instituto activó la plataforma, hay que decir que quien hizo su tarea completa es el PRI con la publicación del curriculum, propuestas y declaración 3 de 3 del candidato a Gobernador, Miguel Ángel Riquelme Solis, así como los candidatos a alcaldes y diputados locales.

Y como el tricolor en esta ocasión trabajó en equipo, su información beneficia a sus compañeros de Coalición, porque la misma información se replica en los seis institutos políticos que se aliaron en los casos de Gobernador y la mayoría de las alcaldías.

Es como en la escuela, el estudiante que estudia arduamente y cumple con todas sus tareas termina beneficiando  a los compañeros desobligados cuando tiene que trabajar en equipo, pues se sabe que los demás sólo se anotan a la hora de evaluar pero realmente no aportaron para el desarrollo del contenido.

También hay que destacar que hay más de un estudiante aplicado, en este caso se trata de algunos candidatos independientes que cumplieron sin ayuda con su tarea. Se trata de Lucho Salinas quien va por la Gubernatura, Alfonso Danao por la alcaldía de Saltillo y Moncho Oceguera por la alcaldía de Ramos Arizpe.

Estos independientes al igual que Miguel Riquelme y Manolo Jiménez del PRI, así como el resto de los tricolores se llevan una estrellita, pero el resto se va a extraordinario.

Además, va un llamado de atención y reporte directo a la dirección para el maestro, en este caso el Instituto Electoral que debió poner el ejemplo y proporcionar oportunamente esta herramienta.