Se sugiere consumo de frutas y verduras en lugar de galletas y frituras: nutrióloga del IMSS

 

Durante periodos de vacaciones escolares los niños y niñas comen más porque pasan más tiempo en casa 

Evitar que durante las vacaciones escolares los niños y niñas consuman comida chatarra en el hogar y aprovechar para procurar una alimentación balanceada que tenga como base las frutas y verduras de temporada, es una excelente medida de salud que redunda en buenos hábitos de alimentación y a la larga en una vida sana.

La especialista en nutrición de la Unidad Médica de Atención Ambulatoria No. 89, (UMAA), del Instituto Mexicano del Seguro Social, (IMSS), Valeria Guerrero Vázquez, explica la importancia de que las madres y los padres de familia eviten la compra de productos sin nutrimentos, fundamentalmente durante el período vacacional, cuando los infantes pasan más tiempo en casa y por ende consumen más alimentos, y en su lugar pongan al alcance de sus hijos comida saludable.

Es común que  durante las vacaciones se abandone el rigor de los hábitos, los horarios en la alimentación y sueño, las tareas escolares y  en términos generales se altera la rutina diaria, por lo que es fundamental aprovechar la oportunidad para ofrecer a los hijos actividades adecuadas para su bienestar.

El período de  asueto puede ser una ocasión trascendental para inculcar la práctica de deporte y un mayor espacio para la convivencia familiar y conducirlos al consumo de productos alimentarios sanos y de preferencia naturales, como es el caso de la fruta, arándanos o  nueces.

Otro aspecto es preparar aguas de frutas con una mínima cantidad de azúcar y eliminar el consumo de jugos industrializados y refrescos; un ejemplo puede ser el agua de pepino con limón o incluso de lechuga; en los Centros de Seguridad Social, se enseña a elaborarlas.

La experta en nutrición recuerda que los hábitos -buenos o malos- se adquieren en el hogar, de ahí que durante esta temporada de vacaciones es muy sustancial hacer conciencia y sobre todo aplicar restricciones, al surtir la despensa, en lo que a comida chatarra se refiere.

En este sentido es importante buscar alternativas ingeniosas que además son baratas, como la zanahoria o jícama rallada, la piña, el melón y la fruta de temporada a las cuales se les puede agregar limón, chile y hasta cacahuates, concluye. (EL HERALDO)