Destapa el PRI fraude electoral cometido por el PAN

Denuncia la existencia de 6 mil activistas dedicados a la compra de votos

El Presidente de la Fundación Colosio Filial Coahuila, David Aguillón Rosales, reveló un presunto fraude electoral y financiero denominado “Lavadero con Tarjetas” que estría cometiendo Guillermo Anaya Llamas, candidato del PAN a la gubernatura de Coahuila, mismo  que, de acuerdo con el priista, constituye la compra de votos más grande de la historia que se tenga registrada en el país, estimada en 70 millones de pesos.

En conferencia de prensa, detalló que desde inicios de este año se formaron “Consejos Ciudadanos”, mismos que, en realidad, son un ejército electoral de 6 mil activistas a sueldo y dedicados a comprar votos para el PAN.

Aguiilón Rosales señaló que a través de un informante del “War Room”, así como de testimonios de miembros de estos Consejos, Guiilermo Anaya,  junto al Senador panista Luis Fernando Salazar y Bernardo González, Presidente del PAN en el estado, reclutaron a más de 6 mil personas en todo el estado para realizar reuniones vecinales en donde mediante loterías, venta de leche, entrega de despensas y pláticas, se promueve la imagen del candidato del PAN Guillermo Anaya para la gubernatura de Coahuila.

Puntualizó que a estas 6 mil personas, organizadas bajo diferentes figuras, se les realizan pagos en tarjetas de nómina de Banorte -con el conocimiento de altos funcionarios bancarios mediante cuentas supuestas de nomina- a nombre del Sindicato de Trabajadores y Empleados Especializados, Similares y Conexos de la República Mexicana; sindicato que sirve de fachada para esta operación.

Detalló que los pagos que reciben estos activistas del PAN van de 350 hasta los 2 mil 500 pesos semanales, de acuerdo a la categoría que ocupan las diferentes figuras, y suman 69 millones 890 mil pesos, de acuerdo a la planeación de 16 semanas que tienen contemplada en esta operación.

En ese tenor, indicó que las cuentas bancarias son alimentadas con depósitos millonarios que se originan en ciudades como: Mexicali, Saltillo, Monterrey  y Reynosa, al tiempo de señalar que  esos recursos son de dudosa procedencia y las autoridades podrán encontrar que los depósitos son siempre en efectivo.

David Aguillón señaló que testimonios e información sobre esta operación revelan que el banco Banorte aceptó dichas cuentas sin informar a las autoridades hacendarias de los movimientos sospechosos ni tampoco repararon en el hecho de que las tarjetas sean a nombre de personas inexistentes, pues cuando se coteja el listado con la Secretaría de Hacienda y del Instituto Mexicano del Seguro Social, los trabajadores titulares de las cuentas bancarias, no existen.

Asimismo, reveló que las personas enganchadas en esos consejos ciudadanos reciben tarjetas de Banorte, pero la instrucción es  sólo cobrar en cajeros, pues si llegan a ventanilla el promotor panista tendría que mostrar una identificación oficial y quedaría al descubierto que la tarjeta de nomina está a nombre de otra persona.

Por ello, recalcó que las autoridades de la Secretaría de Hacienda están obligadas a verificar este hecho, pues el Sindicato de Trabajadores y Empleados Especializados, Similares y Conexos de la República Mexicana, con RFC  STE152015JK8 y  a nombre del cual están las tarjetas, no sólo realiza acciones para este partido, sino para otros muchos fines.

“La Fiscalía Especializada para la atención de los delitos electorales, la FEPADE y las autoridades hacendarias tienen en sus manos el mayor y más fácil caso de compra de votos en la historia del país que puede ser documentado muy fácilmente” agregó.

“El hecho revela que Guillermo Anaya y el PAN están incurriendo en delitos como: coacción del voto; lavado de dinero; uso de recursos ilícitos en campañas electorales; violación de los topes de campaña y peculado, entre otros” sentenció David Aguillón.

De acuerdo a la información sobre el hecho, la operación de los supuestos “Consejos Ciudadanos” se rige bajo el siguiente organigrama:

En la parte más alta aparece Guillermo Anaya Llamas, candidato del PAN a Gobernador; bajo él, se encuentra el senador Luis Fernando Salazar Fernández, quien tiene la relación directa con quienes desde “el anonimato” financian la operación.

“Esta estrategia fue operada por el propio Salazar en los procesos electorales de Querétaro y Tamaulipas, en donde fungió como delegado del Comité Ejecutivo Nacional del PAN” agregó el Presidente de la Fundación Colosio Filial Coahuila.

De Luis Fernando Salazar dependen dos mandos: Miguel Batarse, como responsable de la gestión de los millonarios depósitos y el acuerdo con los bancos para para la expedición de las miles de tarjetas que reciben los activistas de los Consejos Ciudadanos del PAN.

El otro mando es Alma Rosa Huitrón, quien tiene a su cargo la capacitación de quienes conforman los Consejos, así como la organización de loterías semanales y la distribución de leche y despensas.

Miguel Batarse fue diputado local por el PAN y presidente del Comité Municipal de este partido en Torreón.  Alma Rosa Huitrón es una ex empleada del Senador Luis Fernando Salazar en sus tiempos que fungió como Delegado federal de SEDESOL, en donde se desempeñó como Coordinadora del Programa Oportunidades.

Junto con ella, figuran en la operación territorial Carlos Orta, ex presidente estatal del PAN y  Alejandro Gámez Handal, un empresario  lagunero afín al PAN, propietario de una agencia de comunicación y quien es uno de los proveedores “consentidos” del alcalde panista de Monclova, Gerardo García Castillo.

Ubicados bajo el control del Senador Luis Fernando Salazar Fernández, pero en un esquema que opera con toda independencia sobre el resto de la estrategia, aparecen los nombres de quienes proveen los recursos:

Eduardo Sierra González, un empresario de Durango y  director de la Franquicia Sr. Molletes. Entre sus antecedentes públicos está el haber sido detenido en 2010 en Canadá junto a otras dos personas por portación de cocaína y metanfetaminas.

También Aldo Andrés Minjarez Ortiz, un sonorense ligado al Comité Ejecutivo Nacional del PAN, vía el hoy recluso Guillermo Padrés; y Jorge Garza Aburto, saltillense y quien fue Subgerente de Planeación y Administración de Pemex de 2011 a 2012.

Aguillón Rosales reveló que en el funcionamiento de este esquema se tienen ubicadas al menos dos bodegas en donde se acopian la leche y las despensas: una en la Calle Progreso 102, esquina con Cuauhtémoc, en Frontera, Coahuila y otra en la calle Gorrión, Manzana 3, Lote Cuatro, en el Parque Industrial FINSA, en Ramos Arizpe, Coahuila.

En Saltillo, en el domicilio ubicado en Costa Real 585, Colonia Valle Real, se localiza la oficina desde donde despacha el Senador Luis Fernando Salazar y desde donde se planean y ejecutan operaciones financieras.

Durante la conferencia de prensa, David Aguillón mostró dos ejemplos de la operación “Lavadero con Tarjetas”, así como un tikcet de retiro y el sobre que contiene el NIP correspondiente a la tarjeta, tal como les son entregados a los activistas.

Por ello, el Presidente de la Fundación Colosio Filial Coahuila anticipó que se interpondrán las denuncias correspondientes antes las distintas autoridades electorales, judiciales, bancarias y hacendarias para que se investigue hasta sus últimas consecuencias y se castigue a los responsables de este gran fraude electoral y financiero.

Este martes, a las 14:08 horas, el Representante del PRI Coahuila ante el Consejo General del IEC, Rodrigo Hernández González, presentó una denuncia penal ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE)  en contra de José Guillermo Anaya Llamas, Luis Fernando Salazar Fernández, José Miguel Batarse Silva, Alma Rosa Huitrón Landeros, Carlos Ulises Orta Canales, Alejandro Gamez Handal, Eduardo Sierra, Aldo Minjares Ortiz, Jorge Garza Aburto y contra quien o quienes resulten responsables por estos hechos. (EL HERALDO)