Es parcial el enfoque de empoderamiento de las mujeres

Saltillo.- “No es que tú empoderes, no es que tú le des el poder a las mujeres, tú las acompañas y son ellas quienes logran identificar el poder, porque pensar a las mujeres como totalmente desempoderadas, desposeídas y carentes es no reconocer su capacidad de tomar decisiones”.

De ahí que la corta mirada que se tiene respecto al empoderamiento de la mujer en el ámbito público poco ayuda para lograrlo realmente.

Itzia María Cáceres Palacios, psicóloga investigadora de la Universidad Autónoma de Coahuila, así lo consideró al comentar que si bien se reconoce el control que las mujeres tienen en el ámbito privado, en los hogares, esto no se hace en el ámbito público.

“En términos públicos que es donde nos quedamos atoradas, generalmente sabemos que en términos de quién cuida a los hijos, ahí tienen un poder pero lo que queremos es más bien la apropiación de espacios públicos y por qué, porque hablar de justicia social tendría que ver también con este reconocimiento de representación política entendida no en términos de afiliación a un partido sino de capacidad de toma de decisión en esas esferas que mucho regulan los comportamientos de la personas”.

Lo anterior al precisar que el empoderamiento está siendo entendido de manera parcial dentro de las políticas públicas ya que se trata de un concepto utilizado en programas y acciones que poco aportan a lograr el objetivo.

“Lo que he visto es que el empoderamiento generalmente lo asocian con el otorgamiento de financiamiento para proyectos productivos, en el mejor de los casos, porque de repente también lo vinculan con clases de macramé, zumba, cursos de unos días en el mejor de los casos donde a las mujeres les dicen, sí tu puedes, sí tu puedes, sí tu puedes, y de repente no analizan que no siempre querer es poder porque hay otras situaciones atrás”.

El empoderamiento, en términos generales, es la posibilidad de que las personas tomen el control de sus propias vidas abarcando dimensiones individuales y colectivas.

Incluso, es un concepto que no tiene su raíz en el feminismo sino que surge con Pablo Freire, pedagogo brasileño, “él en su trabajo con campesinos identifica que cuando las personas somos capaces de identificar las estructuras o los factores que nos resultan opresivos, transformarlos, de ahí la importancia de que como parte de esto proceso inicial de empoderamiento surja una conciencia crítica y reflexiva”. (INFONOR)