Search
Domingo 26 Marzo 2017
  • :
  • :

CAPITALES

Francisco Treviño Aguirre

Inversión extranjera en México, con un crecimiento sostenido.

Contrario a lo que mucha gente ha comentado, el flujo de inversiones en México no se ha detenido y se espera un crecimiento importante principalmente en el sector industrial. Nuestro país es un gran receptor de empresas extranjeras que han encontrado tierra fértil para su desarrollo y son pocas las que han optado por retirar sus inversiones para ubicarse en otros países. Los tratados comerciales que tenemos con prácticamente todo el mundo y una posición geográfica privilegiada son factores muy importantes para la atracción de inversiones, pero el capital humano es pieza fundamental para la toma de decisiones de una gran cantidad de empresas. En los próximos años, se espera la llegada de inversiones provenientes de Alemania, España, Italia, Japón, Corea, China, Canadá y Estados Unidos. Los sectores que mayor crecimiento tendrán seguirán siendo el automotriz, aeroespacial, de tecnologías de la información y como nuevas opciones de desarrollo los relacionados con el sector energético. Según un análisis realizado por PWC, México serán la 9ª. Economía global para el año 2030, con un PIB de 3.661 trillones de dólares, solo detrás de los países que conforman el BRIC, Estados Unidos, Alemania, Indonesia y Japón.  Este estudio se basa en la productividad y los estándares de vida de los países en un tiempo determinado. Para lo anterior, es importante seguir creando las relaciones comerciales que permitan a nuestro país contar con un intercambio comercial que sea de doble vía, facilitar la llegada de nuevas inversiones a través de una adecuada promoción económica, y la facilitación en los trámites sin tanta burocracia. En el  último análisis del 2017 emitido por el Banco Mundial, nuestro país perdió 9 posiciones al ubicarse en el lugar número 47 del ranking Doing Business, el cual evalúa la facilidad para hacer negocios en un determinado país. Los rubros en los que más se afectó dicha calificación fueron el de la apertura de negocios, el pago de impuestos, los permisos de construcción y la obtención de energía eléctrica. Por otro lado, se resaltan las fortalezas en cuanto al registro de la propiedad, el cumplimiento de contratos y la obtención de créditos.  En base a lo anterior, tenemos importantes áreas de oportunidad para que este crecimiento siga siendo sostenido y reafirmemos nuestra posición  de ser un importante aliado comercial para el mundo. Es necesario que en nuestro país se generen las condiciones que permitan la creación de clústers industriales que faciliten el desarrollo de proveedores locales mediante acciones que democraticen la productividad a través de programas específicos para capacitación, acceso a créditos para las micro y pequeñas empresas y contar con un catalogo de incentivos acorde a las fortalezas y necesidades de las diferentes regiones de nuestro país. Estas acciones nos llevaran a ser más competitivos y unificar esfuerzos para hacer de México una gran región productiva.

Twitter: @pacotrevinoa

email: pacotrevinoag@gmail.com