Search
Domingo 26 Marzo 2017
  • :
  • :

UN SOLO PASO

CÉSAR ANDRÉS MACÍAS ALDAMA 

Es lo que se requiere para empezar, un solo paso, para animarnos a lograrlo, un solo paso, para encontrar el camino que nos lleva a la grandeza.

Hay una razón por la cual nunca empezaste ese enorme proyecto, hay una razón por la cual nunca escribiste ese libro, te inscribiste en el gimnasio, empezaste una empresa o nunca  publicaste ese video que querías en YouTube. Esto es porque sabes que son  pasos difíciles y hay un millón de cosas que no sabes sobre ellas, o simplemente porque te dio pena o miedo, no sabes por dónde empezar.

He estado allí, he querido emprender negocios, pero sin tener la ejecución, se quedó en el proyecto, guardado en un Word o en mi lista de cosas que tengo que hacer.  Sabes que el camino es largo y necesitas paciencia y coraje para que las cosas salgan, sin embargo recordemos que cada mega compañía, cada libro Best Seller, cada gran proyecto, empezó con un solo paso. ¡Uno solo!

Así que de ahora en adelante cada cosa que quiero hacer o que me propongo, doy el paso, tal vez no es el correcto pero es firme, y no necesita ser sólido, solo tiene que ser dado. Sobre la marcha voy modificando cosas, hacer un plan de negocios, planeación a largo plazo, nuevas ideas y estrategias que ayuden a mejorar lo que estamos haciendo y a pesar de la adversidad me siento feliz porque mejoro el gran proyecto que es vida.

El fin de semana hice una caminata con algunos amigos en la montaña. El clima no nos favoreció nada, la lluvia se volvió un factor negativo y  mi condición física me traicionó. Sin embargo me recordó lo parecido que es subir una montaña y la vida, cada paso que daba, me quedaba sin aire y las piernas me dolían, la lluvia me agotaba, sin embargo llegamos a la cima y tuvimos la mejor vista por encima de todas las montañas y sentí una gran satisfacción de estar allí. Lo mismo pasa en nuestro día a día. Las condiciones no nos ayudan, todo se vuelve en nuestra contra, pero aun así seguimos adelante, escalando y progresando, hasta que llegamos a la cima que en este caso se vuelve, hacer nuestros sueños realidad.

Los famosos Mariscos “Arbolitos de Cajeme” comenzaron en una bicicleta con parrilla, vendiendo camarones frescos. El trabajo duro, la calidad y el vencer la adversidad han hecho que hoy en día cuenten con más de 14 sucursales en la República Mexicana.

Cuando somos jóvenes queremos todo rápido, cuando somos viejos, las fuerzas y las ganas se olvidan, sin embargo  el pasado es historia y el futuro es incierto. Solo los que tienen alma guerrera, son los que estarán del otro lado de la barda, los “hacedores”, los que vuelven el sueño realidad.

 

Correo: presidente.coah@jovenescoparmex.com

Twitter: @cesar_andre