Search
lunes 20 noviembre 2017
  • :
  • :

Sanando con amor

Por Mariana Falcón

Hemos hablado en otras ocasiones lo que usualmente aqueja al cuerpo humano en cuestión de enfermedades y las actividades que se pueden hacer para que físicamente luzca mejor, pero ¿qué pasa con el interior?.

Desde niños recibimos la educación y valores de nuestros padres, los cuales nos son útiles en cada etapa de la vida para desenvolvernos en la sociedad, sin embargo crecemos con una información que nos lleva a repetir patrones, a desenvolvernos tal y como fueron educados ellos hace 50 años o más, lo cual implica retos y adaptaciones por los constantes cambios a los que las nuevas generaciones nos vemos expuestos.

Es aquí cuando aparecen los roces, los problemas y las complicaciones por no ser tal cual y nos exige la sociedad, es momento de hacer alto  y echar una mirada hacia nuestro interior reconocer qué está pasando para resolverlo, sin embargo poca es la cultura que se tiene en la sociedad de poder asistir con especialistas que tratan los problemas donde se involucran emociones, aquéllas que se arrastran con el paso del tiempo y que no atendemos pensando que seguir adelante sin ayuda, es de valientes; esto debido a que se señala como “locos” a quien acude a una terapia con un psicólogo.

La realidad no es así, la vida siempre te abre caminos para instruirte, para darte lecciones de vida que te ayuden a crecer y ser mejor persona, comparte la psicóloga Isaura Guajardo Jiménez, quien gracias a  experiencias de vida adquiridas de la mano de su esposo Jesús Santos e hijos,  pudo romper esquemas y estructuras que eran demasiado inflexibles. Es común que al crecer aquello que aprendimos en la niñez nos impida vivir con mayor libertad y autenticidad.

Comparte Isaura que “el peor error del ser humano es que busca lo que los otros buscan, se deja llevar por modas, tendencias, en pocas palabras tiende a seguir a los demás pensando que eso lo hará tener la estabilidad, sin embargo esto provoca solo que no se encuentre a sí mismo, que se pierda y aleje del verdadero objetivo que es vivir su vida. Tenemos criterio e inteligencia entonces sé auténtico, crea con tus propios recursos.”

En base a esto y en lo que ha observado a su alrededor con amigos que no encuentran un objetivo clave para ser feliz desencadenando divorcios, pérdidas de empleo así como aislamiento de los diferentes círculos sociales, Isaura tomó esto para ofrecer un servicio de consejería o terapia el cual puede ser individual o pareja basada simple y sencillamente en el amor, porque menciona estar convencida de que es un valor que se ha heredado de Dios, el cual transforma. Muchas veces quieres aplicar teorías, corrientes filosóficas cosas de novedad, pero eso desvía poco o mucho del objetivo que es ayudar a la gente a salir adelante, a encontrarse con ella misma para sacar ese potencial,  esa riqueza, pero todo basado en el amor, porque todo lo que se construye en el cimiento del amor tarde o temprano va a dar su fruto.

“Esta terapia basada en este cimiento va a dar como resultado que te encuentres a ti mismo y al encontrarte vas a encontrar el sentido de tu vida, de tu realidad, todo lo que gire en torno a ella, obteniendo las repuestas necesarias para construir un mejor presente y futuro, el chiste es amar tu vida como es, aceptarla” menciona Isaura.

 

Recomendaciones

-Invertir en la atención de nuestras emociones para tener una vida de bienestar.

-Evita compararte con la vida de otras personas.

-Apreciar y valorar tu historia como es.

-Evitar pedir demasiados consejos.

-Atenderse con un especialista.

-No reprimir emociones, por miedo a ser juzgado.

-Convivir más con la familia.

 

Si deseas contactarla pide una cita a los siguientes correos: issa.santos721@gmail.com o santos.pjesus@gmail.com