Cumple Manuel  Gil Vara 50 años de haber sido alcalde

 

Ha sido el más joven en ocupar ese cargo en la historia de Ramos Arizpe

El cronista de Ramos Arizpe, Manuel H. Gil Vara, mejor conocido por todos como don Manolo, recientemente cumplió 50 años de haber sido electo como presidente municipal en el periodo comprendido entre 1967 y 1969.

Durante su administración, don Manolo fue gestor de acciones que contribuyeron a la consolidación del Ramos Arizpe que se conoce hoy en día, desde obras públicas importantes, hasta la llegada de nuevas actividades económicas.

“El primero de enero del 2017 se cumplieron 50 años de que tomé posesión como presidente municipal de Ramos Arizpe, gracias a que la ciudadanía me privilegio con la votación a mi favor siendo candidato del PRI para encabezar la administración municipal. Tuve la oportunidad y la honra de tener un buen equipo que me acompañó en la encomienda, entre regidores y síndicos como Raúl Marines Rodríguez y Erasmo López Villareal, quien lamentablemente acaba de perder a su esposa”, expresó.

Cumple 50 años de trayectoria don Manuel H. Gil Vara1

Hasta la fecha, don Manolo ha sido el alcalde más joven que ha tenido esta ciudad, llegando al frente del gobierno a sus 29 años de edad, y logrando una gestión exitosa que cumplió con la ciudadanía.

“Empecé muy joven mi participación partidista. En aquél tiempo, cuando se llegó el momento de elegir candidato, empezamos a trabajar para que fuera Javier Gonzalez, pero al proponerse su papá Jesús R. González como alcalde de Saltillo, se tuvo que cambiar de opción y me lo pidieron a mí. Yo me sentía muy joven, pero hubo el compromiso del respaldo, apoyo y asesoría de mi partido”, narró.

Manuel H. Gil Vara, señaló que entre sus principales logros como presidente municipal destaca la construcción del edificio de la Secundaria Técnica de Ramos, que fue inaugurada por el presidente de la República, Gustavo Díaz Ordaz; así como la construcción del bulevar Plan de Guadalupe, con lo que inició la construcción organizada de la vialidad en Ramos.

“La realidad de las cosas es que me siento orgulloso de haber gestionado esas acciones porque no había recursos para obras de esa magnitud, pero se hicieron con el apoyo de la federación y del gobierno del estado que encabezaba Braulio Fernández Aguirre”.

El apoyo al campo fue otra de las actividades que distinguió la administración de don Manolo, implementando los sistemas de agua en Paredón y Las Coloradas. “Ahora ese apoyo no valdría mucho la pena, pero hace 50 años ayudó a las amas de casa que tenían que acarrear agua desde acequias y pozos”, explicó.

Hasta ese entonces, Ramos Arizpe basaba su economía en la actividad agrícola, y don Manolo fue testigo de la transición del municipio hasta llegar a ser un emporio industrial.

“Si existía el aeropuerto, Bodegas Capellanía, Fosforaría del Norte y Refractarios Mexicanos, una de las empresas a la que doy crédito por haber marcado la pauta en el desarrollo industrial de Ramos Arizpe. Las actividades tradicionales agrícolas en las que por siglos el municipio fincó su economía, pasaron a segundo término. No podíamos imaginar que Ramos fuera a tener la transición al sector industrial que tuve la satisfacción de atestiguar, y la pequeña ciudad en ese entonces comenzó a fortalecer los productos y actividades que la identifican hasta la fecha, como el pan de pulque y los tamales”, resaltó.

Cumple 50 años de trayectoria don Manuel H. Gil Vara

Hoy en día, don Manolo es reconocido como uno de los alcaldes más destacados, no sólo por lo que hizo, sino porque sigue prestando su servicio a la comunidad ramosarizpense.

“La principal cualidad del hombre, debe ser conocerse a sí mismo, saber de sus facultades pero también sus limitaciones”, finalizó diciendo don Manolo, en la entrevista que le concedió a Acontecer. (ROBERTO FRÍAS)