México podría acudir a la OMC si Trump supera tope de aranceles

desempeno-economico-2

La exportación de autos de México a Estados Unidos creció casi 10% en diciembre a pesar del discurso proteccionista de Donald Trump, informó la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), que señaló que el gobierno mexicano puede impugnar ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) si el presidente electo de EU sobrepasa los topes arancelarios, publicó El Financiero en Internet.

Según explicó Eduardo Solís, presidente de la AMIA, los aranceles del TLCAN para automotores son de cero y, para subirlos, Estados Unidos tendría primero que salirse del tratado; de otra manera lo estaría violando.

Aun sin el TLCAN, tanto México como Estados Unidos son miembros de la OMC y “no puede imponer un arancel mayor de 2.5%” para autos ligeros y “un consolidado de 25% para pickups”, explicó Solís. Agregó que si sobrepasa ese tope, el gobierno mexicano está en su derecho de impugnar ante este organismo.

Por ello, Solís pidió no especular y destacó que las exportaciones a Estados Unidos subieron en diciembre después de la elección de Trump en 9.6% con relación al mismo periodo de 2015, mientras que en el condensado anual el aumento fue de 7.1%.

Durante la presentación de las cifras de producción y venta del 2016, informó que se fabricaron en México poco más de 3 mil 465 millones vehículos ligeros, 2% más que en 2015.

En ese mismo periodo México exportó 2,768 millones de unidades a todo el mundo, el 77% a Estados Unidos, 8.9% a Canadá y el resto a Latinoamérica, Europa y Asia.

Los cinco principales exportadores desde México por volumen de vehículos en 2016 fueron General Motors, Nissan, Fiat Chrysler, Ford y Volkswagen, mientras que Toyota, que ha sido amenazada por Trump, es apenas el octavo exportador con 135 mil vehículos, según AMIA.

Durante la presentación, Guillermo Rosales, presidente Adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), dijo que las protestas vividas en México la semana pasada por el “gazolinazo” pueden “tener más riesgos en términos económicos” y ahuyentar más las inversiones que “el proteccionismo, la ignorancia y las decisiones de política económica y comercial del nuevo gobierno de los Estados Unidos”. (EL FINANCIERO)