Search
Domingo 22 enero 2017
  • :
  • :

ACONTECER

POR RELATOR

 

IMPORTANTE ANUNCIO 

El gobernador RUBÉN MOREIRA agarró al toro por los cuernos, y en lugar de sentarse a esperar a ver qué ocurre con el asunto del aumento a los combustibles, prefirió ponerse a trabajar y este domingo anunció en red estatal una serie de importantes medidas para atenuar el impacto del mega gasolinazo.

Estas medidas las agrupó en tres grandes líneas de acción: disminución y eliminación de impuestos, defensa legal de la economía de la entidad y la lucha por la industria y el desarrollo, que incluyen la eliminación o disminución de108 conceptos de cobro en rubros como: impuesto sobre nómina, control vehicular, Registro Público, educación, Registro Civil, agricultura y ganadería, entre otros.

En materia de defensa legal de la economía, anunció una amplia reforma legal para que productores, proveedores y constructores coahuilenses sean preferidos en las compras y contrataciones del Gobierno, decretando que las industrias del carbón, el acero y el turismo sean consideradas prioritarias, y promoviendo la creación de una zona económica especial para el desierto de Coahuila, así como estímulos fiscales para la industria vitivinícola.

Además, anunció la creación de una empresa promotora para apoyar a los micro productores de carbón, y acciones para que la zona metropolitana de Torreón reciba los recursos que le corresponden.

En términos generales, un paquete de medidas que buscarán aligerar la carga de familias y las empresas de Coahuila, y a defender el empleo y la competitividad de nuestro estado.

¿QUÉ HABRÍAN HECHO USTEDES?

¿Qué habrían hecho ustedes en mi lugar?, preguntó hace unos días el Presidente ENRIQUE PEÑA NIETO cuando dio su mensaje sobre las razones que lo llevaron a aumentar el precio de los combustibles en un porcentaje tan alto que generó el enojo de todos los mexicanos.

Aquí algunas ideas. 1) Disminuir el número de diputados federales a la mitad, de los 500 actuales, a solamente 250, y a los senadores de los 128 actuales, a solo 64; y a los que queden, bajarles el sueldo de 150 mil pesos mensuales, a solo 75 mil. Ya no pagarles el uso de teléfonos celulares, ni la compra de celulares; ya no autorizarles un viaje semanal a sus hogares en primera clase. Tal vez uno por mes, pero en clase turista. Ya no otorgarles vehículos de lujo, ni ninguna otra clase de vehículo, y menos aún vales de gasolina ilimitados. Ya no otorgarles bonos cada que se les ocurra, ni aguinaldos escandalosos.

2) No autorizar un solo peso de dinero público para los partidos políticos. Esto nos cuesta a los mexicanos miles de millones de pesos cada año. Si los partidos quieren existir, y subsistir, entonces que se financien a través de sus propios militantes, y de aportaciones privadas. Esta medida eliminaría a la mayoría de los partidos, sobre todo a aquellos que funcionan como un negocio particular, y que hasta dueño tienen: MORENA, el Partido Verde, Encuentro Social, PANAL, o aquí en Coahuila el Partido Joven, la UDC, el Primero Coahuila, el Campesino, etc. Solo lo que los mexicanos gastamos en estos partidos, es mucho más dinero de lo que Peña Nieto dijo que costaban los subsidios a la gasolina.

3) Ni un peso partido por la mitad para los sindicatos. Especialmente el Sindicato de Maestros y el de PEMEX, cuyos líderes viven como magnates (acuérdense de Elba Esther, Jongitud, la Quina, Romero Dechamps, etc.) gracias al dinero que año con año les da el gobierno, y que por supuesto, sale de nuestros bolsillos.

4) Reducción drástica de la burocracia, especialmente en PEMEX, en el gobierno federal, y en aquellas delegaciones federales que lo único que hacen es duplicar funciones con las que realizan los gobiernos estatales. Reducción de sueldos y prestaciones para todos los demás, especialmente aquellos como los Ministros de la Suprema Corte y los Consejeros Electorales, que ganan sueldos escandalosos, que se otorgan aguinaldos millonarios, y que además quieren que los mexicanos les paguemos autos de lujo con chofer, vuelos en primera clase, teléfonos celulares de última generación, comidas en restaurantes gourmet, y muchos despilfarros más.

5) Decomiso de bienes y de dinero a todos esos ex gobernadores corruptos que se robaron el patrimonio de estados completos. Ahí hay miles de millones de pesos también, que son de los mexicanos.

Ahí tiene usted don Enrique, unas cuantas ideas. ¿Y usted que hizo? Cargarles la mano a los mexicanos con más impuestos. ¿Qué fácil no?

paco1533@prodigy.net.mx

 

Comenta aquí este artículo:

comentarios