Search
Miércoles 26 Julio 2017
  • :
  • :

Recomienda Secretaría de Salud protegerse de la influenza

recomienda

 

Ante la presencia de bajas temperaturas 

Ante el riesgo de sufrir enfermedades a causa de las bajas temperaturas, la Secretaría de Salud exhorta a la población a tomar medidas preventivas para evitar padecimientos como la influenza.

El pasado 1 de noviembre inició en Coahuila la campaña de vacunación contra la influenza, por lo que los Hospitales y Centros de Salud de todo el Estado cuentan con dosis disponibles que se aplicarán de forma gratuita a toda la población.

El Secretario de Salud, Jorge E. Verástegui Saucedo, expuso que los principales grupos de riesgo son los menores de seis meses a cinco años de edad, las mujeres embarazadas y los adultos mayores de 60 años.

Adicionalmente son susceptibles las personas con VIH, con diabetes no controlada o complicada, obesidad grave, enfermedad grave del corazón, asma no controlada, cáncer recibiendo quimioterapia y personas trasplantadas.

Explicó que los principales síntomas son fiebre mayor de 38 grados, dolores musculares, articulares, de cabeza y garganta, tos (generalmente seca), abundante secreción nasal y malestar general.

En caso de presentar estos malestares es indispensable no automedicarse y acudir al médico. Es importante acudir a solicitar atención en los primeros dos días en que se presentan los síntomas.

Señaló que otras recomendaciones para la temporada otoño-invierno son evitar exponerse a cambios bruscos de temperatura, beber una mayor cantidad de agua, consumir alimentos ricos en vitamina C como naranja, limón, toronja, guayaba y verduras.

Evitar fumar en lugares cerrados, vacunarse contra la influenza, acudir a la Unidad de Salud para una atención oportuna en caso de presentar algún síntoma, revisar las instalaciones de calefacción en el hogar y apagar calentadores antes de irse a dormir, son otras sugerencias para evitar enfermarse.

Las habitaciones deben mantenerse bien ventiladas, al empezar la temporada navideña es necesario revisar las instalaciones eléctricas, evitar introducir braceros a las habitaciones para mitigar el frío, lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón y cubrirse la nariz y boca con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del codo al toser o estornudar. (EL HERALDO)